Público
Público

El ex alcalde de Seseña y el mafioso que le pagó comparten auditor

Unas empresa malagueña llevaba las cuentas de los 'trapicheos inmobiliarios' de José Luis Martín

JAVIER CHICOTE

José Luis Martín Jiménez, el alcalde que permitió a El Pocero construir su macrourbanización en Seseña, comparte asesoría fiscal en Málaga con Giovanni Montaldo, el presunto mafioso italiano que le pagó más de 700.000 euros coincidiendo con la autorización de las obras en El Quiñón. Pese a ello, el ex alcalde toledano asegura no conocer de nada a Giovanni Montaldo, vinculado con la mafia calabresa e imputado en la Operación Malaya.

Martín Jiménez es el único imputado en el proceso que instruye el juzgado número cuatro de Illescas (Toledo) por los delitos de prevaricación y cohecho durante la tramitación de los permisos para la construcción del Residencial Francisco Hernando en el secarral de Seseña. La Fiscalía Anticorrupción también acusa al ex alcalde socialista de un delito contra Hacienda, ya que entre 2002 y 2005, mientras El Pocero construía su soñada urbanización, José Luis Martín realizó inversiones cercanas al medio millón de euros pese a que su sueldo como alcalde era de 1.800 euros mensuales. Martín está imputado por poner el cazo, pero de momento las autoridades judiciales no han identificado a los pagadores de los sobornos.

Los ingresos más sospechosos del ex alcalde son los algo más de 700.000 euros que las firmas Inverespaña Sema y Sur Inversiones Sema, controladas por la familia Montaldo, pagaron a Servicios y Desarrollos Culturales Norte, una de las empresas del alcalde, entre 2002 y 2003 según publicó el diario El Mundo, coincidiendo con los permisos municipales para que El Pocero construyera 13.000 pisos en El Quiñón, de los que sólo terminó 5.000. Un informe de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO) de la Policía Nacional vincula a Montaldo, imputado en la Operación Malaya, con la NDhrangueta, la poderosa mafia calabresa. La empresa del alcalde que cobró de Montaldo tenía un solo empleado y los únicos ingresos que registró en 2002 y 2003 fueron los de Montaldo.

Montaldo pagó 700.000 euros a Martín 

El ex alcalde de Seseña afirmó en su declaración ante el juez el 27 de abril del pasado año, que fue él personalmente quien hizo los trabajos por los que cobró dichas cantidades, pero no recuerda 'en qué concepto se hicieron las transferencias' a su empresa.

Según las facturas, los elevados ingresos responden a comisiones del alcalde como intermediario en una promoción de viviendas que el empresario italiano construyó en Estepona (Málaga). Martín aseguró en su día no conocer a Montaldo. Pero el ex alcalde dio un dato fundamental en su declaración ante los tribunales al asegurar que todas sus cuentas se las lleva 'una gestoría de Málaga denominada Cruces Asociados'.

Resulta curioso que viviendo en Seseña tenga al contable en Málaga, pero es mucho más llamativo que Cruces y Asociados es el auditor de cuentas de una promotora inmobiliaria denominada Ponte Tresa SL. Como apoderados en esta firma encontramos a Tatiana Aneta Triacca y a Pier Paolo Montaldo, esposa y hermano de Gianni Montaldo, el verdadero líder del holding inmobiliario y turístico que opera en la Costa del Sol.

Martín se justificó ante el juez diciendo que apenas puede leer y escribir

No le va a resultar fácil a José Luis Martín explicar estas coincidencias. Álvaro Cruces, administrador de Cruces Asociados, ha declarado a Público que 'Ponte Tresa ya no pertenece a los Montaldo y sus nombres siguen figurando en el registro mercantil por error, porque no se inscribieron las bajas'. Cruces asegura que ellos no pusieron en contacto al ex alcalde de Seseña con Gianni Montaldo.

'Nosotros llevábamos las cuentas de dos sociedades del alcalde de Seseña, que se dedicaba al trapicheo inmobiliario, en el buen sentido de la palabra, a poner en contacto a unos y otros y cobrar comisiones, pero siempre declarándolo a Hacienda. Cuando vimos los 700.000 euros que sacó nos dio envidia sana', explica Álvaro Cruces. El asesor fiscal reconoce que 'una persona de los Montaldo' les llamó 'cuando hicieron los pagos para asegurarse de que el alcalde los iba a declarar a Hacienda'. Ni Martín ni Giovanni Montaldo han contestado a las llamadas de Público.

De momento, la estrategia de José Luis Martín ante el juez ha sido alegar lagunas mentales. El ex regidor dijo no recordar el origen de los varios cientos de miles de euros que invirtió durante 2002 y 2003 a su nombre y al de sus hijos. Por poner sólo dos ejemplos, no sabe de dónde salieron los 132.000 euros que invirtió en diciembre de 2002 ni tampoco el dinero en efectivo que ingresó en abril de 2003. Al final de su comparecencia, a preguntas de su abogada defensora, Martín asegura que tiene 'dificultades para leer y escribir y por eso delegaba en los servicios técnicos y jurídicos del ayuntamiento'.

Pese a las dificultades, José Luis Martín, ha progresado de forma espectacular

Pese a estas dificultades, José Luis Martín, ha progresado de forma espectacular. Cuando se hizo con la alcaldía de Seseña, en 1987, era un humilde taxista. Hoy, seis años después de ser derrotado en las urnas por Manuel Fuentes (IU), José Luis Martín Jiménez maneja varias empresas que le han permitido mover decenas de miles de euros cuyo origen ha de demostrar en el juzgado de instrucción número cuatro de Illescas. Intentó justificar su incremento patrimonial diciendo que le tocó un cupón de la ONCE de 144.000 euros, pero, según la Fiscalía Anticorrupción, ni así cuadran sus inversiones.

Martín permanece imputado por soborno desde que Anticorrupción lo denunció en 2008. La investigación marcha desde entonces a ritmo lento. La juez no ha recabado aún el testimonio de los responsables de la empresa de El Pocero que se benefició del plan urbanístico aprobado por Martín.

Giovanni Piero Montaldo lidera un grupo de negocios urbanísticos y turísticos

Giovanni Piero Montaldo, al que sus amigos llaman Gianni, es un viejo conocido de los tribunales españoles. Está imputado en la operación Malaya acusado de haber pagado a Juan Antonio Roca entre 300.000 y 540.000 euros a cambio de favores urbanísticos. El italiano, en libertad bajo fianza, reconoció en su declaración ante el juez ser amigo de Roca, con el que comparte “aficiones comunes, como los caballos y los relojes”, dijo. Montaldo lidera un grupo de empresas dedicado a negocios urbanísticos y al sector turístico en la Costa del Sol. La UDYCO lo relacionó con la mafia calabresa y, según datos del registro mercantil recabados por Público, Montaldo mantiene relaciones comerciales con compatriotas de otro de los grandes grupos mafiosos, la Cosa Nostra siciliana. Se trata de Ugo Giovanni Gianino, socio del holding de Montaldo a través de la inmobiliaria marbellí Furistrada. En 1999, el entonces fiscal anticorrupción, Carlos Jiménez Villarejo, elaboró un informe en el que vinculaba a Gianino con el clan Benedetto Nitto Santapaola, afincado en Catania (Sicilia) y con un amplio historial criminal. El periodista Roberto Saviano asegura que la costa española es el lugar preferido por los clanes mafiosos italianos para blanquear sus ingresos.

Más noticias