Público
Público

El fiscal cuestiona la validez jurídica del viaje de Pedraz a Irak

Anuncia que ningún representante del ministerio público irá a Bagdad para investigar el caso 'Couso'

ÁNGELES VÁZQUEZ

La Fiscalía de la Audiencia Nacional 'considera inviable legalmente desplazar a un representante suyo junto a la comisión judicial' que encabezará el juez Santiago Pedraz a Bagdad para investigar la muerte del cámara José Couso. El informe, de folio y medio, ha sido calificado de 'extemporáneo' por los abogados que ejercen la acusación, que lo consideran una muestra más del 'desinterés total' mostrado por el ministerio público 'en un procedimiento en el que se investiga la muerte de un periodista español'.

La explicación que ha ofrecido el fiscal adscrito al caso, Jesús Alonso, en su escrito consiste en que 'la ejecución de cualquier diligencia judicial en un estado extranjero requiere, inexcusablemente, el envío de una solicitud de auxilio judicial y la aceptación de su práctica por el estado requerido' por el principio de soberanía 'y en el presente caso este presupuesto no se ha cumplido'.

Las acusaciones sí asistirán a la inspección ocular prevista por el juez

Por tanto, 'al no haberse cumplido los requisitos legalmente exigidos para proceder al desplazamiento', el fiscal deja por escrito algo que ya se conocía: que no formará parte de la comisión judicial, anunciada desde el 29 de julio del año pasado, cuando el magistrado pidió autorización al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para marcharse. Ante la ausencia de respuesta a una comisión rogatoria que cursó a Irak, el juez consideró que no era necesario este trámite para hacer el viaje.

El fiscal cita el informe del Servicio de Relaciones Internacionales del Consejo que informaba en contra de la autorización del viaje. Pese a ese dictamen, la Comisión Permanente del CGPJ optó por autorizar el desplazamiento, eso sí, 'siempre que en su desarrollo concurran los requisitos legales de carácter general'.

Esos requisitos, según fuentes del Consejo, consistían en lo mismo que ahora apela el fiscal: que Irak autorice la diligencia o que, en su defecto, lo haga un juez de dicho país.

Por eso fuentes fiscales calificaron de 'turismo' el viaje que realizará Pedraz. Estas fuentes restan incluso validez jurídica a la inspección ocular que tiene previsto realizar el magistrado, aunque aseguran que la fiscalía no la impugnará. De hecho, no recurrió la providencia que hace meses puso fecha a la prueba.

La fiscalía afirma que Pedraz debió librar una comisión rogatoria

El objetivo del desplazamiento es comprobar si desde el punto del que disparó el tanque estadounidense contra el hotel Palestina se podía confundir la cámara de Couso con el arma de un francotirador. Además, se comprobará si desde el mismo punto podían alcanzarse las sedes de las televisiones Abu Dhabi y Al Jazira, que también fueron atacadas.

Las acusaciones consideran lo ocurrido aquel 8 de abril de 2003 un crimen de guerra, porque entienden que el objetivo del disparo que mató a Couso era amedrentar a la prensa internacional que grababa la entrada del ejército estadounidense en Bagdad. La Fiscalía, en cambio, ve el ataque que mató al cámara español y a su compañero Taras Trastyuk un acto de guerra.

Los abogados que ejercen la acusación consideran que la diligencia que tiene previsto realizar Pedraz en Irak es de importancia capital no sólo para esclarecer la muerte de Couso, sino también para todos los casos de justicia universal, porque por primera vez un juez se desplazará a otro país a investigar por sí mismo lo ocurrido. Por eso, ellos sí intentarán por todos los medios ir a Bagdad.

Más noticias