Público
Público

El fiscal dice que una condena bastaría para legalizar Sortu

Presenta la demanda de ilegalización ante el Tribunal Supremo

PEDRO ÁGUEDA

La última semana ha resultado determinante para el futuro de Sortu. O eso se desprende de la demanda de ilegalización del partido que la Fiscalía presentó ayer ante el Tribunal Supremo. En ella se destaca la ausencia de una condena a la violencia en las reacciones a la operación de la Guardia Civil contra el comando Otazua, que ha confesado dos asesinatos y otros 12 atentados, y a dos episodios de terrorismo callejero en Vitoria. La conclusión de la Fiscalía, centrada en los informes aportados por Policía y Guardia Civil, es que Sortu es una "sucesión" de Batasuna que cuenta con el "beneplácito" de ETA. Y advierte: "La condena a la violencia constituye un factor decisivo a la hora de apreciar o no esta continuidad".

La demanda dice que mientras exista ETA, Batasuna no podrá reconstituirse

Apoya el Ministerio Público su conclusión en el análisis de cuatro aspectos: la documentación incautada a ETA en la que apuesta por el regreso a la legalidad y la formación de un "polo soberanista"; los comunicados públicos de la banda que, según la Fiscalía, respaldan el plan de Batasuna en este sentido; la gestación de Sortu por parte de los principales líderes de la formación ilegalizada; y la resistencia del nuevo partido por condenar la violencia de ETA, a pesar de lo que dicen sus estatutos. "Una manifestación de ese signo (condena), seguida naturalmente de una actividad coherente con ella, colocaría inequívocamente a la fuerza política que la hiciera dentro del marco legal", insiste la demanda.

Lejos de eso, según la demanda, intervenciones como la del portavoz de Sortu, IñakiZabaleta, durante el acto de presentación en Madrid, negándose a condenar los atentados de ETA, "guardan un gran parecido con las manifestaciones públicas que realizaban las candidatas del Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV)", también ilegalizado.

Una vez concluido que Sortu no hace sino suceder a Batasuna, incurriendo en fraude de ley, la Fiscalía lanza una nueva advertencia a la formación ilegalizada: "Mientras subsista la organización terrorista ETA, Batasuna no puede reconstituirse, ni con su nombre ni con ningún otro".

Una condena colocaría a Sortu "dentro del marco legal"

En la línea de lo afirmado en los informes de Policía y Guardia Civil, la Fiscalía apoya que la idea de crear un nuevo partido político que participara de la legalidad vigente ya estaba recogido en el Proceso Democrático que ETA diseñóen 2009 para los próximos años. Otros planes como Bateragune, desarticulado por la Policía en octubre de ese mismo año, derivan para la Fiscalía de ese mismo diseño de la organización terrorista. Según la demanda, Bateragune y Sortu responden a órdenes de la organización terrorista ejecutadas por dirigentes de Batasuna.

En cuanto a la participación de diferentes responsables de Batasuna en la concepción y desarrollo de Sortu, la demanda de la Fiscalía aporta algún dato desconocido hasta ahora, como la intervención telefónica al presunto responsable de prensa en Batasuna, Mikel Ansa. El 8 de febrero de 2011, Ansa "transmitía órdenes" a Nico Moreno, que actúa como portavoz de Batasuna, quien se había trasladado al Parlamento europeo invitado por un grupo de parlamentarios. Según esa conversación, Ansa le dice a Moreno: "Tú te presentas a ti mismo como siempre... como miembro de la izquierda abertzale y punto". A lo que Moreno responde: "Sí, no como miembro de Sortu todavía, ¿no?".

Más noticias de Política y Sociedad