Público
Público

La Fiscalía pedirá al Supremo que archive la querella contra Garzón

Otra demanda contra el juez se acumula en la Sala que admitió la de Manos Limpias

ERNESTO EKAIZER

La Fiscalía del Tribunal Supremo apoyará el recurso presentado por el juez Baltasar Garzón contra el auto por el cual el Tribunal Supremo admitió a trámite el pasado 26 de mayo la querella de Manos Limpias, según fuentes judiciales. El sindicato acusa al magistrado de un delito de prevaricación en la instrucción de la causa de los crímenes cometidos durante la Guerra Civil.

Este apoyo al magistrado también se extenderá al rechazo de una segunda querella que fue presentada públicamente, el pasado 10 de marzo, por Libertad e Identidad. Se trata de una asociación creada en 2006 y con sede en Málaga. Según ha sabido este diario, la Sala Segunda del Tribunal Supremo ha decidido remitir, el pasado miércoles, esta segunda querella a la misma Sala que ya admitió a trámite la primera.

Dicha Sala está integrada por los magistrados Juan Saavedra, Adolfo Prego, Joaquín Giménez, Francisco Monterde y Juan Ramón Berdugo. La segunda querella también imputa al juez Garzón un delito de prevaricación al instruir una causa sin competencia para ello.

El Supremo adoptó el pasado miércoles la decisión de enviar a la citada Sala la querella de Libertad e Identidad al entender que trata de los mismos hechos la instrucción del caso de los delitos de desapariciones forzosas y detenciones ilegales y contiene las mismas acusaciones contra el juez. El magistrado ponente no será esta vez Adolfo Prego. La instrucción de la querella recaerá sobre Luciano Varela, encargado del procedimiento instado por Manos Limpias.

La Fiscalía del Supremo ya intentó evitar que el Supremo admitiera a trámite la querella de Manos Limpias, y volvió a hacerlo de forma más contundente contra la querella de Libertad e Identidad. El informe contra la primera quedó a cargo del fiscal Miguel Ángel Torres, mientras que la segunda fue informada de manera extensa por el fiscal Luis Navajas el pasado 15 de abril.

Los fiscales no recurrieron en súplica al Supremo la decisión de 26 de mayo de admitir la querella, habida cuenta de que ya en su día, como refleja el auto del Supremo, la Fiscalía informó que no existían bases para imputar al juez un delito de prevaricación.

La sala del Tribunal Supremo encargada del caso no siguió esas indicaciones y decidió incoar procedimiento contra Garzón. Las fuentes consultadas por Público aseguran que la Fiscalía del Tribunal Supremo presentará el próximo martes su escrito, en el que solicitará una vez más que se inadmita la querella.

La posición de la Fiscalía se verá sometida a una doble prueba, tanto por el ya citado auto del 26 de mayo que admitió a trámite la querella como por el propio recurso de Garzón. ¿En qué consiste esta prueba? El auto del Supremo intenta apoyarse en la conducta de la Fiscalía de la Audiencia durante las diligencias de investigación de la causa sobre la Guerra Civil; concretamente, cita un escrito de la Fiscalía de febrero de 2008 en el que se informaba al juez de que no era competente en la causa y de que no debía admitir denuncias por el delito de lesa humanidad.

Por su parte, en su recurso, el juez Garzón también analiza la conducta de la Fiscalía de la Audiencia Nacional al señalar que antes de recurrir el auto de competencia de octubre de 2008 los fiscales no presentaron recursos contra el auto de incoación de diligencias previas ni contra las providencias dictadas por el juez para averiguar si era o no competente. Y también alude a otras actuaciones de la Fiscalía. En otros términos, el recurso busca mostrar que en la instrucción de la causa hubo ciertas fases de actuación comunes entre juez y fiscal.

Más noticias de Política y Sociedad