Público
Público

Franquismo  Las Fuerzas Armadas organizaron visitas "culturales" al Valle de los Caídos en plena democracia

Entre 1988 y 1999, militares extranjeros fueron llevados por sus homólogos del Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional (CESEDEN) a conocer el símbolo franquista. Defensa asegura que esa práctica se interrumpió hace casi dos décadas.

Publicidad
Media: 2.70
Votos: 10

Vista general del monumento del Valle de los Caídos, donde se encuentra enterrado el dictador Francisco Franco. EFE/ J.J.Guillen

El general turco Necati Özgen ha vivido mil y una aventuras. Algunas muy sangrientas, como la represión lanzada contra los kurdos en territorio iraquí. Otras más nostálgicas, como la experimentada en el invierno de 1999. Aquel año, el militar otomano visitó Madrid. Sus anfitriones, los uniformados del Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional (CESEDEN), le llevaron al Valle de los Caídos, de manera que pudo conocer de primera mano la tumba de Francisco Franco. Özgen no fue el primero, ni tampoco el último.

Según ha podido confirmar Público, el gigantesco templo que aún acoge los restos del dictador español fue incluido por las Fuerzas Armadas en las agendas de actividades de distintas representaciones militares extranjeras. Tales tours eran justificados como “culturales”, aunque en ningún momento especificaron los motivos. A día de hoy, esas visitas al Valle de los Caídos figuran en distintos boletines informativos y publicaciones del ministerio de Defensa. De acuerdo a los documentos recogidos por este periódico, se produjeron al menos entre 1988 y 1999.

El primer caso relatado por el propio CESEDEN en uno de sus boletines informativos corresponde a marzo de 1988. Del 15 al 20 de ese mes “visitó España una Delegación del Instituto de Defensa Nacional de Portugal (IDN) de Lisboa, al frente de la cual se encontraba el General Castelo Branco”, decía el centro en su informe, que detallaba que los militares del país vecino “realizaron visitas culturales a Toledo, Valle de los Caídos y El Escorial”.

Exactamente un año después, el templo que guarda la tumba de Francisco Franco fue visitado por la Escuela Superior de Guerra de Colombia. La delegación extranjera estaba integrada por profesores y alumnos del Curso de Altos Estudios Militares, al frente de quienes se encontraba el Mayor General Luis Alberto Rodríguez Rodríguez, director de la escuela de guerra colombiana.

Además de acudir a la Dirección general de la Guardia Civil, al Colegio de Guardias Jóvenes de la Guardia Civil o a la sede del Grupo Especial de Operaciones (GEO) de la Policía Nacional, también efectuaron “recorridos culturales por Madrid, Aranjuez, El Escorial y Valle de los Caídos”. “La delegación fue acompañada en todas sus actividades por una comisión del CESEDEN formada por el Coronel del E.A. (Ejército del Aire) don Antonio Almodóvar Azorín y por el Comandante de Ingenieros don Raúl Pellico Alonso”, explicaba el boletín.

Un par de sacerdotes se acercar a la la entrada de la basílica del Valle de los Caídos. EFE/ J.J.Guillen

En octubre de ese mismo año llegó una representación de la Escuela Superior del Aire de Holanda. “La excursión al Valle de los Caídos y al Escorial, del día 8 de junio, sirvió para que los aviadores holandeses se pusieran en contacto con dos monumentos ligados uno a nuestra historia reciente y otro a los tiempos en que ambos pueblos se encontraban fuertemente relacionados”, escribió el Teniente Coronel de Aviación Federico Yañiz Velasco en el número de la Revista de Aeronáutica y Astronáutica correspondiente a octubre de 1989.

“Recorridos culturales”

En mayo de 1990, una delegación del Centro de Altos Estudios Militares de Francia (presidida por el Teniente General Suquet e integrada por profesores y alumnos) también visitó el CESEDEN y efectuó “recorridos culturales al Escorial y Valle de los Caídos”. Cinco años después, el lugar que acoge los restos de Franco recibió la visita de representantes de la Academia de Altos Estudios Militares de Rumania, así como del Colegio de Defensa Nacional de ese país.

Posteriormente, en enero de 1999, tuvo lugar la visita del turco Necati Özgen (en su calidad de Comandante General de los Colegios de Guerra de Turquía), quien también fue llevado por sus anfitriones al Alcázar y la ciudad de Toledo. Le seguiría sus pasos una delegación del Colegio de Defensa Nacional de Túnez encabezada por el Coronel Mayor Abdelaziz Skik, que permaneció en Madrid entre los días 23 y 29 de mayo de ese año.

En los archivos de Defensa también hay alusiones al tour realizado por los “acompañantes” de los participantes del V Congreso Internacional de Historia Aeronáutica y Espacial, celebrado en Madrid entre el 11 y el 15 de octubre de 1999. El recorrido por el Valle de los Caídos tuvo lugar el día 13 de ese mes.

Asimismo, el 22 de marzo de 2006, la Oficina de Apoyo al Personal (OFAP) de la Base Aérea de Cuatro Vientos “realizó una visita cultural al Real Sitio de San Lorenzo de el Escorial y al Valle de los Caídos”, donde se dejaron ver por la basílica y pudieron “admirar la enorme cruz que se levanta sobre el valle, escoltada por las monumentales esculturas de Juan de Ávalos”, según relataron en la Revista de Aeronáutica y Astronáutica correspondiente a julio-agosto de 2006.

“Ya no se hacen”

En ese contexto, fuentes del Ministerio de Defensa señalaron a Público que las visitas de representaciones internacionales al Valle de los Caídos “dejaron de realizarse hace casi 20 años”. Respecto a los motivos por los que entonces se efectuaban, los portavoces indicaron que a día de hoy resulta “imposible” determinarlo con exactitud.

Por su parte, fuentes de CESEDEN aseguraron también que a día de hoy ya no se organizan viajes al Valle de los Caídos, “ni culturales ni de ningún otro tipo”. “A lo mejor se hacían por una razón de proximidad con El Escorial, un lugar que sí resulta digno de visitar”, valoraron.