Público
Público

El fuego sigue descontrolado en La Gomera y mejora en La Palma

Tres hidroaviones procedentes de la península y tres secciones de la UME, dos de ellas de Sevilla y una de Gran Canaria, se han incorporado a las labores de extinción

EFE

Los incendios forestales que afectan desde el sábado a las islas de La Palma y La Gomera continúan activos y sobre ellos actuarán hoy un total de siete helicópteros y tres hidroaviones, han informado a Efe fuentes del Gobierno de Canarias.

Los tres hidroaviones que solicitó el Gobierno de Canarias al Ministerio de Agricultura y que llegaron ayer al Archipiélago, pudieron realizar a última hora algunas descargas sobre los incendios que afectan en La Gomera a unas 3.000 hectáreas y en La Palma a unas 850 hectáreas.  Se suman a los medios terrestres y a los cinco helicópteros que trabajan desde el sábado.

De los incendios, el que más preocupa es de La Gomera, donde siguen ardiendo áreas del Parque Nacional de Garajonay, hay "un fuego absolutamente descontrolado en dos frentes", en palabras del presidente canario, Paulino Rivero. Rivero, que visitó a primera hora de la tarde el Centro de Coordinación Operativa Insular (Cecopin) del Cabildo de La Palma, declaró que la máxima preocupación se mantiene en La Gomera. 

Los incendios obligaban a evacuar a casi 700 personas y quemaban, hasta ese momento, 3.600 hectáreas de superficie.

Cerca de 700 personas evacuadas en La Palma y La GomeraEl jefe de servicio de Protección Civil y Emergencias del Gobierno de Canarias, Humberto Gutiérrez, dijo en rueda de prensa que tanto en La Palma como en La Gomera la estrategia se ha centrado en defender los núcleos habitados y por el momento en esas áreas el fuego está "relativamente estabilizado".

La mayor preocupación está en La Gomera, en donde hay dos frentes sin control, uno que ha entrado en el Parque Nacional de Garajonay, tras rebasar la carretera de San Sebastián a Vallehermoso, y el otro que ha entrado en el barranco de Benchijigua.

Uno de los hidroaviones combate el incendio del municipio de Mazo, en La Palma que, aunque aún no ha sido controlado, las previsiones son más optimistas.

En La Palma, donde se evacuó a 70 personas de sus casas, la lucha contra el fuego, que afecta a mil hectáreas, evoluciona según la estrategia prevista, explicó el consejero de Economía, Hacienda y Seguridad del Gobierno de Canarias, Javier González Ortiz.

Por otra parte, el incendio que se declaró el viernes en la zona forestal de la urbanización de Son Vida, en Palma, y que ha quemado 9,15 hectáreas, se ha dado por extinguido sobre las 15.15 horas, ha informado el Instituto Balear de la Naturaleza (Ibanat).

En otro archipiélago, el Balear, su Instituto de la Naturaleza (Ibanat) daba por controlado sobre las 17.30 horas el incendio que se declaró ayer en la zona forestal de la urbanización de Son Vida, en Palma, y que ha quemado aproximadamente 9,15 hectáreas. La masa forestal de Baleares ha sufrido 21 incendios en lo que va de año, cifra que convierte a 2012 en el peor año de la última década en cuanto a número de fuegos que han quemado más de una hectárea.

El área arrasada se ha triplicado en relación al mismo periodo del año anterior 

En la Comunidad Valenciana la Conselleria de Gobernación ha decretado para hoy el nivel 3 de preemergencia por riesgo máximo de incendios forestales en el interior sur de la provincia de Castellón, interior de Valencia y el norte de Alicante. Esta alerta supone, entre otras prohibiciones, la de encender cualquier tipo de fuego, incluso en las zonas recreativas autorizadas y habilitadas al efecto.

Algo parecido ocurría en Catalunya, donde Protección Civil ponía en prealerta el plan especial de emergencias por incendios forestales de Cataluña (Infocat) por el riesgo que hay en catorce comarcas catalanas, sobre todo, desde el Empordà hasta el Baix Ebre.

En León, un incendio forestal de carácter intencionado arrasó más de diez hectáreas de superficie forestal y de matorral en la localidad berciana de Bembibre. El fuego está ya extinguido, como también lo está el registrado en el municipio lucense de Sober, donde han ardido unas 45,4 hectáreas.

Y en medio de la peor temporada de incendios en años, cada vez son más las voces que reclaman una mayor apuesta por el uso energético de la biomasa forestal como método de prevención del fuego. Uno de sus mayores defensores es el decano del Colegio de Ingenieros de Montes, Carlos del Álamo, quien no se cansa de repetir que "el monte rentable no arde". La biomasa "es el petróleo verde", ha dicho a Efe.

Todos estos incendios se suman a una trágica estadística según la cual España ha sufrido 10.488 incendios forestales desde el 1 de enero hasta el 29 de julio de este año, con 130.830 hectáreas de superficie forestal quemada, lo que supone que el área arrasada se ha triplicado en relación al mismo periodo del año anterior, en el que ardieron 38.854 hectáreas. Galicia y las regiones del noroeste son las más afectadas.

óptero del Gobierno de Canarias, dos del Estado y uno del Cabildo de Gran Canaria.

Para esa zona la previsión meteorológica apunta a vientos racheados de 30 a 40 kilómetros hora, pero "somos relativamente optimistas", dijo Humberto Gutiérrez.

 

Más noticias de Política y Sociedad