Público
Público

Gallardón sienta a Losantos ante el juez

El locutor acude al propio PP para defenderse del alcalde

ÁNGELES VÁZQUEZ

El locutor de la Cope Federico Jiménez Losantos se sienta hoy en el banquillo de los acusados por la querella por injurias graves con publicidad que interpuso contra él el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón. En apoyo del locutor, están citados a declarar pesos pesados del PP, como Esperanza Aguirre, o hombres que lo fueron todo en el partido como Acebes y Zaplana.

El alcalde dijo públicamente, a través de su segundo
en el Ayuntamiento, Manuel Cobo, que no llevará ningún testigo, porque no se trata de opinar, sino de ver si lo dicho por Jiménez Losantos constituye delito.

Estaba previsto desde hace meses. Parecía que no iba a suceder nunca, pero al final llega en uno de los momentos más delicados de la crisis que vive el PP. Porque en el juicio se escenificará la fractura que vive el partido. De un lado el acusador, Ruiz-Gallardón, que apoya a Mariano Rajoy; de otro, el acusado, Jiménez Losantos, principal enemigo mediático del líder conservador desde su derrota el 9-M.

Sesión de mañana y tarde

Como en todos los juicios, el primero en declarar será el acusado. Jiménez Losantos deberá explicar por qué acusó a Gallardón de darle "igual que haya 200 muertos, 1.500 heridos y un golpe brutal para echar" al PP del Gobierno, "con tal de llegar al poder". El alcalde de Madrid había propuesto a su partido que olvidara el pasado y se centrara en el futuro.

Desde el 9 de junio y hasta octubre de 2006, Jiménez Losantos le mencionó. El último día tenido en cuenta por el fiscal para formular su acusación, el locutor dijo que Gallardón "sigue empeñado en defender la postura del PSOE en el 11-M", de "mentir a troche y moche". "Vamos a ver, señor alcalde, ¿cómo van a saber los jueces los responsables, en caso de que sean decentes, si además la policía les ha ocultado importantes datos?", se preguntó en antena.

El fiscal considera que las expresiones que formuló contra Gallardón son constitutivas de un delito continuado de injurias graves con publicidad, por las que debe ser condenado a multa de 72.000 euros. El alcalde, que declarará a continuación como ofendido, se ha reservado expresamente ejercer acciones civiles.

Frente a Gallardón declararán como testigos la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y su mano derecha, Ignacio González, que no han ocultado últimamente su descontento con Rajoy. Comparecerán por la tarde junto a Ángel Acebes, número 2 del PP en funciones desde que anunció su marcha de la Secretaría General.

Por la mañana declararán el ex presidente de la Asociación Víctimas del Terrorismo Francisco José Alcaraz, que mostró su disconformidad con la política antiterrorista de Rajoy tras la renuncia de San Gil y Ortega Lara. Luego comparecerán el director de El Mundo, Pedro J. Ramírez, el ex responsable de La Razón José Alejandro Vara y Eduardo Zaplana, que ha cambiado la política por un puesto en Telefónica.