Público
Público

La Generalitat pagará el alquiler de los inquilinos morosos

Con la medida busca fomentar la salida al mercado de los pisos vacíos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El año pasado se formalizaron 60.000 contratos de alquiler en Catalunya. En 6.500 casos hubo problemas de morosidad. Este riesgo frena al propietario a arrendar su vivienda. El gobierno de la Generalitat pagará las cuotas de alquiler que los inquilinos no hagan efectivas hasta un máximo de seis meses. Con esta medida, pretende animar a los propietarios a que pongan al mercado sus viviendas vacías, que son unas 452.000.

El Gobierno aprobó ayer el Decreto de Aval-alquiler. Los propietarios que quieran beneficiarse estarán sujetos a un límite en el precio de alquiler. Éste es de 1.500 euros al mes en Barcelona, 1.000 y 800 en otras áreas con demanda y 600 en las áreas donde el mercado es más accesible. Son máximos altos, teniendo en cuenta que el precio medio en Barcelona no alcanzó los 1.000 euros en 2007, según la Generalitat.

También se acabará con las fianzas abusivas, ya que los propietarios no podrán exigir al inquilino como condición a la firma del contrato el avance de más de dos mensualidades. El pago de las cuotas atrasadas se realizará siempre que el arrendador presente la sentencia de deshaucio por impago a la administración. En un plazo de dos meses recibirá el dinero no cobrado desde el inicio de la acción judicial.

La asunción de los meses impagados 'no es una subvención a fondo perdido', explicó ayer la Secretaria de Vivienda, Carme Trilla. El Gobierno adelantará el dinero, pero con el objetivo de que el inquilino moroso le retorne más tarde. Todos los compromisos del propietario y el arrendatario figurarán en un documento que firmarán ante el Incasòl, la empresa pública que gestionará el Aval-alquiler.

La propuesta se incluye en la Ley de Derecho a la Vivienda aprobada en diciembre de 2007 y que entrará en vigor en abril. Sin embargo, el Aval-alquiler no se hará efectivo hasta que la Generalitat convoque un concurso para contratar a una aseguradora. 'Quedará resuelto en un mes', aseguró Trilla. La aseguradora se encargará de cubrir las cantidades que los morosos no hagan nunca efectivas.

El Incasòl espera que el  80% de los alquileres que tramite en adelante incorporen la medida de Aval-alquiler. Para 2008 destinarán por 1,5 millones de euros para asumir los impagos.