Público
Público

El Gobierno impulsa un plan de conciliación, pese a las críticas a su Reforma Laboral

La oposición duda de los planes de Igualdad, ya que ve incompatible la nueva normativa con la racionalización de horarios en el trabajo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Juan Manuel Moreno, aseguró ayer que España cuenta con unos horarios 'exóticos' que no contribuyen a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, motivo por el que defendió el plan de racionalización que prepara el Gobierno.

En su primera comparecencia en la Comisión de Igualdad del Congreso, Moreno insistió en las iniciativas anunciadas por la ministra de Sanidad, Ana Mato, para combatir el maltrato, reducir la brecha salarial y lograr la igualdad efectiva y real entre hombres y mujeres. Ha destacado que el Espacio Económico Europeo, en concreto Noruega, asignó a España una ayuda de 10 millones de euros para fomentar la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, principalmente en el ámbito laboral.

De esta cantidad, ha dicho Moreno, 1,7 millones de euros estarán destinados a un programa de formación de mujeres en sectores emergentes de mercado y 1,8 millones de euros para luchar contra la brecha salarial. Además, el Gobierno aprobará un plan de apoyo a la conciliación de la vida laboral, personal y familiar que tiene como objetivo lograr 'una plena corresponsabilidad' entre hombres y mujeres.

Para atajar las desigualdades, la intención es realizar un informe de diagnóstico y una vez finalizado éste se pondrán en marcha un conjunto de iniciativas que incluirán también un plan de racionalización de horarios. Moreno ya auguró que no será fácil, puesto que los horarios en España son 'exóticos', ya que por ejemplo el prime time es a las diez de la noche, al igual que algunos partidos de fútbol.

El secretario de Estado aseguró que este plan 'no tiene nada que ver con la bajada de salarios': 'No es el concepto con el que estamos trabajando'. En este sentido, la Comisión de Igualdad, tras la comparecencia del secretario de Estado, aprobó por unanimidad la propuesta de PP, CiU y PSOE para la creación de una subcomisión para el estudio de la racionalización de horarios, la conciliación de la vida personal, familiar y laboral y la corresponsabilidad de los progenitores.

En cuanto al maltrato, Moreno ha hecho hincapié en la Estrategia Nacional para la Erradicación de la Violencia de Género, que estará lista 'para antes de que finalice el año' y se basará en la sensibilización y prevención, la coordinación y colaboración institucional y la asistencia para la integración de las víctimas.

Moreno reconoció que resulta 'indispensable' reforzar el sistema para que las víctimas y sus entornos denuncien y señaló que el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad está suscribiendo convenios de sensibilización con las empresas más importantes del país para que colaboren en la lucha contra esta lacra.

Moreno ha señalado que el Gobierno está haciendo un 'esfuerzo extraordinario' y buscando fondos 'por debajo de las piedras' para mejorar los recursos si bien ha recordado que ha destinado 221 millones de euros a combatir exclusivamente este tipo de violencia.

La intervención de Moreno suscitó las críticas del grupo socialista y de Izquierda Plural, sobre todo en lo referente a la nueva Reforma Laboral. La portavoz socialista, Carmen Montón, denunció que la reforma 'frustra' el futuro de las mujeres y es incompatible con el plan de racionalización de horarios que prepara el Gobierno: 'Hablan de racionalizar horarios, es otra mentira', sentenció.

Montón ha pedido al secretario de Estado que en lugar de aprobar nuevos planes, no eliminen los ya existentes como el Educa 3, al tiempo que ha acusado al Ejecutivo de dar 'perfil bajo' a los crímenes machistas.

A juicio de Caridad García, de Izquierda Plural, con los Presupuestos Generales del Estado, 'no hay política de igualdad' y opinó que en la reforma laboral 'hay una serie de condicionantes' que evitan la igualdad real y efectiva de la mujer.

La portavoz de CiU, Lourdes Ciuró, en cambio, compartió con Moreno la necesidad de mejorar la conciliación y la corresponsabilidad y se mostró interesada por la posibilidad que de los 10 millones de euros que destinó el Espacio Económico Europeo a España, una parte sea para activar planes de racionalización de horarios en las empresas.