Público
Público

Afganistán El Gobierno "no se plantea reconocer" a los talibanes pero no descarta contactos

"Nadie preveía el hundimiento del Gobierno afgano en cuestión de días", ha sostenido el ministro de Exteriores, José Manuel Albares, durante su comparecencia extraordinaria ante la Comisión de Exteriores del Congreso. Albares defiende el cribado de seguridad de Interior y el CNI sobre las personas evacuadas de Afganistán.

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, durante su comparecencia este lunes, a petición propia y de la Diputación Permanente, ante la comisión correspondiente del Congreso, para informar sobre la crisis de Afganistán, entre otros asuntos.
El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, durante su comparecencia este lunes, a petición propia y de la Diputación Permanente, ante la comisión correspondiente del Congreso, para informar sobre la crisis de Afganistán, entre otros asuntos. Chema Moya / EFE

El ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, José Manuel Albares, ha asegurado que el Gobierno "no se plantea reconocer" al régimen talibán si bien sopesa la posibilidad de mantener "contactos operativos" con vistas a poder seguir sacando a afganos en peligro del país. Asimiso, ha defendido los criterios del Ministero del Interior y del CNI sobre el "cribado" de los colaboradores afganos, en un momento en el que quedan en el país un número indeterminado de colaboradores

"En el momento en el que se agravó la situación únicamente quedaban cinco españoles, aparte del personal de la embajada", ha explicado el ministro con respecto a la repatriación de la colona española en el país.

El titular de Exteriores ha informado en el Congreso de los Diputados sobre el "cribado de seguridad" que se aplicaba a los colaboradores afganos acogidos y sus familias, tanto en el aeropuerto de Kabul como en Dubái, con una serie de "entrevistas" y "comprobaciones" para confirmar la identidad de cada persona evacuada.

Posibles contactos con los talibanes

"El Gobierno no se plantea reconocer al régimen impuesto por la fuerza", ha sostenido rotundo Albares, acerca de la posición de España en la reciente crisis en Afganistán.

Ahora bien, ha añadido, lo que hay que decidir es si se mantienen "contactos operativos" con vistas a poder seguir sacando del país a afganos que colaboraron con España, hacer llegar ayuda humanitaria para la población y "garantizar el respeto de los Derechos Humanos, en particular los de las mujeres y las niñas".

"Nadie preveía el hundimiento del Gobierno afgano en cuestión de días"

Albares ha recordado que "nadie preveía el hundimiento del Gobierno afgano en cuestión de días" y ha justificado la finalización del operativo de evacuación en que "dejaron de reunirse las mínimas condiciones de seguridad". Las previsiones de la comunidad internacional, incluida la OTAN y Naciones Unidas, eran que, a pesar de la retirada de los estadounidenses, las autoridades afganas tenían la capacidad de resistir a los talibanes "al menos durante meses", ha afirmado.

El 11 agosto, días antes de la caída de Kabul, fuentes norteamericanas evaluaban la capacidad de resistencia en 3 meses: "No fue así y hubo que adaptarse y nos adaptamos rápidamente a la realidad sobre el terreno", ha señalado el ministro. No obstante, Albares ha asegurado que, por parte española, el operativo de evacuación continuará ahora "por otras vías".

EEUU, Marruecos y Argelia

En la misma comparecencia, el ministro ha afirmado que "España debe de estar al lado de sus aliados, especialmente con EEUU". "Vamos a seguir cooperando con EEUU especialmente en los asuntos comunes, como la lucha contra el cambio climático", entre otros.

Asimismo, ha remarcado el compromiso de España con la OTAN, y con la zona del Magreb, especialmente con Marruecos y Argelia (en conflicto actualmente), "ambos países amigos" y "prioritarios" para la política exterior de España.

Albares también ha incidido en la importancia que para España tiene África, haciendo mención especial a la situación en el Sahel donde, ha dicho, "nos jugamos nuestra propia seguridad" y donde España tiene desplegado el mayor contingente en la misión EUTM Malí de formación de las tropas malienses por parte de la UE.

"España no puede permitirse no estar presente en todas las regiones del mundo", ha reivindicado el ministro de Exteriores. "Tiene que tener una voz y una opinión en todos los temas relevantes de la agenda internacional tanto individualmente como influyendo en la posición de la UE", ha reivindicado.

En cuanto a la relación tanto con China como con Rusia, ha apostado por un "diálogo selectivo" en asuntos globales como puede ser el cambio climático pero sobre la base de que con Pekín hay "diferencias" y "defendemos modelos diferentes" y con respecto a Moscú no se tolerarán abusos de los Derechos Humanos.

Más noticias