Público
Público

El Gobierno prevé que haya vacuna en noviembre

Sanidad asegura que la gripe común mata cinco veces más que la gripe A en la actualidad

 

AINHOA IRIBERRI

A pesar del goteo de víctimas fallecidas por complicaciones derivadas de la infección por el virus H1N1 ayer se alcanzaron los 20 muertos en España , la ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, mantiene su mensaje de tranquilidad a la ciudadanía. Ayer lo hizo con los datos en la mano, en concreto, con los últimos aportados por el Sistema de Vigilancia de la Gripe en España, que publicó las estadísticas de la semana del 16 al 23 de agosto.

Estos datos hablan de una estabilización de los casos de gripe A, que han aumentado en la última semana registrada de 37,67 casos por 100.000 habitantes a 41,17. En términos absolutos, la subida es de menos de 100 pacientes, de 15.013 a 15.112.

Jiménez asegura que la aparición de nuevos casosse ha estabilizado

También aportó un mensaje de calma en lo que respecta a la ansiada vacuna. Jiménez confirmó que la inmunización empezará en España previsiblemente entre finales de octubre y principios de noviembre. Antes, pues, que el pico máximo habitual de incidencia de la gripe estacional, en torno al mes de enero.

La fecha de inicio de las vacunaciones coincidirá con la del resto de países de la Unión Europea, "cuando la producción esté lista y se haya realizado el envío".

La ministra de Sanidad hizo estas declaraciones durante una visita conjunta con la ministra de Defensa, Carme Chacón, a las instalaciones del Centro Militar de Farmacia de la Defensa, en Burgos. En este viejo edificio, que se construyó en 1947 para albergar el colegio Hispano Argentino de la ciudad, se esconde la avanzada tecnología que permite convertir en cápsulas los antivirales cuyo principio activo ha ido adquiriendo el Gobierno desde el año 2006.

Sanidad ampliará los grupos de riesgo si la ciencia lo recomienda

Jiménez explicó que Defensa firmó un protocolo con Francia, que cedió equipamientos a España para facilitar este proceso. El país vecino también ha contado con la colaboración de su ejército para fabricar sus antivirales.

Cinco veces menos

Jiménez abordó también uno de los asuntos que más preocupa a la sociedad española, la tasa de mortalidad de la gripe A. De nuevo basándose en cifras, explicó que la mortalidad atribuida a la gripe estacional es del 0,18%, mientras que la nueva enfermedad mata en este momento al 0,038% de sus afectados, es decir, cinco veces menos.

En todo caso, la máxima responsable de Sanidad aclaró que estos datos pueden variar ligeramente, porque no se están recogiendo todos los casos de gripe.

Desde que se declaró la pandemia, la OMS recomendó no contar cada infección, sino utilizar el sistema de vigilancia, que calcula los casos a partir de lo que observa la denominada red de médicos centinela, que analiza un porcentaje de los casos de gripe atendidos en sus hospitales o centros de salud.

En este sentido, la prestigiosa revista British Medical Journal publica hoy un estudio que avala este sistema como arma eficaz para rastrear la evolución de la gripe A, según la experiencia de Reino Unido.

Respecto a la bronca política iniciada el martes por el PP, Jiménez recordó que los grupos de riesgo que recibirán la vacuna de la nueva gripe se definirán conjuntamente con todas las autonomías.

También subrayó que ya hay una primera aproximación de cuáles serán dichos grupos: personal sanitario, embarazadas, enfermos crónicos y niños menores de 14 años. "Han sido avalados por el último informe recibido por la Unión Europea y por la Organización Mundial de la Salud, así como por la Organización Médica Colegial, que ha afirmado que no tiene sentido una vacunación masiva", dijo. Jiménez se mostró dispuesta, eso sí, a ampliar los grupos de riesgo "si la evidencia científica así lo aconseja".

Las declaraciones coincidieron con la publicación en Le Monde de un estudio que afirmaba que el virus H1N1 era 100 veces más letal que los de la gripe estacional. Aunque la ministra no opinó sobre el trabajo, se trata de un estudio difundido en una revista de escaso prestigio PLoS Currents: Influenza,que analiza sólo las muertes incluso las pendientes de confirmar en dos colonias francesas, Nueva Caledonia y Mauricio.

 

Más noticias de Política y Sociedad