Público
Público

El Gran Capitán cabalga en Alicante contra Torquemada

Ortega Lara vuelve a confiar en Rajoy y reaparece en una campaña del PP junto a Mayor Oreja

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ex presidente del Gobierno Felipe González le puso la música del caso Gürtel a la letra del lema que llevó a Barack Obama a la Casa Blanca.

Yes, we Camps, proclamó González para traducir al inglés el 'Paco, estamos contigo' con el que Rajoy coronó el homenaje con forma de mitin que el PP celebró en la Comunitat Valenciana a mayor gloria de su presidente. Cuatro días después de que Camps prestara declaración imputado por un presunto delito de cohecho soborno, el PP convirtió su tercera jornada europea en un acto de desagravio.

Rajoy prometió una historia 'con final feliz' a Camps y el presidente imputado, en justa correspondencia, deseó también un buen desenlace a su jefe de filas. Con Rajoy como 'el gran capitán' marinero, que no Gonzalo Fernández de Córdoba el PP alcanzará 'el puerto de la Moncloa', pronosticó un Camps metafórico y complacido, con Federico Trillo como testigos sentado en primera fila junto a Rajoy.

Después de este prólogo, el gran capitán conservador cargó con su espada desde el atril contra quienes afean a Camps su desmemoria para encontrar sus facturas de sastrería los jueces entre otros, que son para Rajoy 'torquemadas del siglo XXI' y también Zapatero, que 'no tiene corazón'. La investigación sobre Camps se convirtió este domingo en los argumentos del PP en una causa general contra la Comunitat Valenciana.

El PP acaparó así la jornada de campaña, que se recuperó de la nueva gripe al deponer Rajoy sus críticas de mascarilla. También recobró su lugar y su garganta el candidato del PP. Jaime Mayor Oreja recuperó la voz contra el pronóstico de quienes desde su partido habían anunciado que mantendría ayer su convalecencia.

La irrupción en campaña del ex portavoz de Batasuna Arnaldo Otegi pidiendo el voto para Iniciativa Internacionalista no podía esperar un día más en los nervios de Oreja. Es la especialidad de su casa, de manera que el candidato conservador cocinó una respuesta en términos de 'auténtico escándalo' y acusó al Tribunal Constitucional que ha autorizado la lista abertzale de 'sentar un precedente frente al terror'. Avanzó que el PP pedirá hoy a la Fiscalía General del Estado que intervenga.

No fue la garganta de Oreja lo único que el PP recuperó en el primer domingo europeo. El candidado retornó a la tribuna junto al funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara, secuestrado por ETA en 1996 y militante del PP hasta mayo de 2008. Sus diferencias con Rajoy, después de que María San Gil anunciara su adiós por desconfiar del presidente del PP, le movieron a abandonar la etiqueta conservadora. El enfado ha durado un año. Ayer anunció que el 7-J votará PP.

La apuesta europea de futuro de Jaime Mayor Oreja volvió a pasar este domingo por recuperar un nuevo capítulo de su pasado.

Más noticias en Política y Sociedad