Público
Público

La huelga en el Metro de Madrid de junio fue "ilegal"

El juez ha estimado la demanda interpuesta contra los sindicatos y el comité de empresa

EFE

El Juzgado de lo Social número 16 de Madrid ha declarado "ilegal" la huelga de Metro del 29 y 30 de junio de 2010, jornadas en las que no se cumplieron los servicios mínimos decretados por el Gobierno regional.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, estima la demanda en proceso de concepto colectivo interpuesta por Metro de Madrid contra los sindicatos con representación en el suburbano madrileño (CCOO, UGT, Solidaridad Obrera, Sindicato de Conductores, Sindicato Libre, Sindicato de Técnicos y Sindicato de Estaciones), el comité de huelga y el comité de empresa.

El responsable de CCOO en Metro, Ignacio Arribas, ha dicho a Efe que la sentencia es "injusta" y ha anunciado que será recurrida.

En Metro de Madrid, sin embargo, hay "satisfacción", ha dicho a Efe un portavoz, que ha recordado que la dirección deberá decidir ahora si abre otro proceso para solicitar una indemnización por los daños y perjuicios derivados del incumplimiento de los servicios mínimos.

La compañía estima que los viajeros afectados fueron 3.513.366 (1.757.496 el día 29 y 1.755.870 el día 30) y cifra las pérdidas por ingresos directos en 5.746.110 euros y en 4.747.295 euros la pérdida total (ingresos no facturados-gastos no incurridos).

El tribunal señala que el servicio que presta Metro de Madrid es de "interés general" y rechaza los argumentos de los demandados de que en otras ocasiones los servicios mínimos establecidos por el Gobierno fueron anulados por los tribunales por ser excesivos.

Sobre este asunto incide en que, aunque los servicios mínimos sean impugnados "han de ser cumplidos al menos en parte", lo que no ocurrió en las jornadas del 29 y 30 de junio por causa imputable únicamente a los trabajadores de Metro.

La sentencia también señala que un elevado número de usuarios se vieron "impedidos o enormemente dificultados" en sus desplazamientos para acudir a su puesto de trabajo, volver a su residencia, acudir a centros sanitarios y educativos, entre otros.

El motivo de la huelga fue la reducción salarial del cinco por ciento acordada por el Gobierno en el ámbito estatal y trasladada a la Comunidad de Madrid. 

Más noticias de Política y Sociedad