Público
Público

ICV y Chunta amenazan con irse al Grupo Mixto si IU no cede

Las tres fuerzas integrantes del grupo se reúnen hoy jueves para discutir sobre su funcionamiento interno. La tensión sigue aún viva

JUANMA ROMERO

A trompicones arranca Izquierda Unida la X Legislatura. El primer tropezón ha emergido con la organización del grupo de 11 diputados. A los tirones internos –discusión con Gaspar Llamazares de por medio – se suma el disenso con sus socios de Iniciativa per Catalunya Verds (dos escaños) y Chunta Aragonesista (uno). Un desencuentro que hoy jueves, tras una reunión convocada a las 10 de la mañana, debería concluir en acuerdo o en mayor colisión.

ICV y CHA ya expresaron el lunes su rechazo a la propuesta de dirección de grupo diseñada por IU, que comprendería un presidente-portavoz (Cayo Lara) y cuatro portavoces adjuntos, por este orden: José Luis Centella, Joan Josep Nuet, Joan Coscubiela (de ICV) y Llamazares. Ecosocialistas y nacionalistas aragoneses reclamaron que se garantizase su “visibilidad” dentro del grupo. Tampoco sentó bien que tuviera prelación en el equipo de mando Nuet, tres por Barcelona y miembro del socio minoritario de la alianza en Catalunya (Esquerra Unida i Alternativa, EUiA), por delante de Coscubiela, cabeza de lista. 

Ayer, tras entrevistarse con el rey y en declaraciones a la prensa, Coscubiela no descartó emigrar con su compañera Laia Ortiz al Mixto si IU no cedía, aunque no fuera la solución deseable, informa Europa Press.

Una posibilidad que tampoco desecharon fuentes de CHA consultadas por Público. “Yo no descarto la ruptura del grupo si la cosa sigue así, aunque no sea nuestra intención. La situación es muy complicada e IU no ha querido contar con nadie”, relataba preocupado un alto dirigente del partido.

Las minorías exigen "visibilidad" y que se les preserve su singularidad

Chunta ve cuatro obstáculos para el entendimiento: el nombre del grupo (quiere que se reflejen las tres siglas, IU, ICV y CHA y la marca genérica con la que concurrieron el 20-N, La Izquierda Plural), una portavocía, la participación clara y visible en el debate de investidura de la próxima semana y el reparto de la presencia y de las portavocías de comisiones. Los nacionalistas temen que se les vea marchar "a rebufo" de Lara. La cúpula de CHA entiende además que la iniciativa de IU estalla los acuerdos sellados antes de las elecciones del 20-N. "Lo vemos como la primera en la frente. Y lo peor es que da la razón a los que, dentro de nuestro partido, se mostraban recelosos del acuerdo y no querían concurrir con IU", manifestaba ese alto cargo. 

“Son gestos de cara a la galería, pero el acuerdo está muy cerca”, afirmaba el diputado Nuet, también miembro de la dirección federal. El pacto pasaría, señaló a este diario, por una estructura de presidente-portavoz (Lara) y, “sin gradación”, cinco portavoces adjuntos (Centella, Nuet, Coscubiela, Llamazares y Chesús Yuste, de CHA). De todos ellos, tendría mayor peso Centella como coordinador de los 11 parlamentarios, una condición que, según el catalán, "el resto de fuerzas aceptan". 

IU dice que está próximo el acuerdo y que tienen la "mano tendida"

Los cinco podrían turnarse en la Junta de Portavoces, y todos podrían trabajar "cómodamente con sus funciones y sus áreas". Por ejemplo, citaba Nuet, él será el responsable de Exteriores. Pero en los debates importantes “no habría reparto de tiempos” entre Lara, Coscubiela y Yuste. "El grupo tiene una voz que se expresa de forma plural, y eso no quiere decir que en los debates se fragmente la intervención entre las tres formaciones. Hay otras fórmulas para que se oigan ess voces: en las declaraciones a la prensa, en enmiendas...". Nuet confió en que las discrepancias puedan encauzarse porque desde IU hay "mano tendida". Sí asumió que pudo trasladarse o explicarse mal la decisión de la ejecutiva federal del pasado lunes, porque no se pretendía "asignar un orden a los portavoces", pero agregó que las "filtraciones a la prensa" –en realidad, fue el propio Llamazares quien levantó la voz de alarma– "no ayudaron". 

“No hay acuerdo. Todo está como estaba el martes. Esa propuesta no nos satisface. Irnos al Mixto no es una solución, aunque sí veo una actitud intransigente de IU. Espero que recapacite”, dijeron anoche fuentes de ICV. Los ecosocialistas tampoco comparten la forma de participación de las minorías en los debates importantes, pues ello "no garantiza la visibilidad". 

Ni ICV ni CHA comparten el inicial apartamiento de Llamazares de la sala de máquinas del grupo. Y aunque ambos hayan manifestado su desacuerdo, entienden que su caso, en principio, debe resolverlo IU de puertas para dentro. 

Más noticias de Política y Sociedad