Público
Público

Independencia de Catalunya La ANC de Terrassa viola los derechos de autor al adaptar un tema de 'Los Miserables' 

Miembros de la Asamblea Nacional de Catalunya (ANC) de Terrassa están cometiendo una ilegalidad al adaptar una canción del célebre musical 'Los Miserables'. El tema, que algunos califican como 'nuevo himno' del independentismo, se salta la Ley de Propiedad Intelectual al no respetar la integridad de la obra original de Claude-Michel Schönberg y Alain Boublil.

Publicidad
Media: 2.17
Votos: 12

Fotograma del vídeo en el que se versiona un tema de 'Los Miserables': "Tot el poble cantará". YT

"Tot el poble cantará" es la versión del conocido tema de Los Miserables Do You Hear the People Sing? (La canción del pueblo, en español) creada por la agrupación de la Asamblea Nacional de Catalunya en Terrassa (Barcelona). Perfectamente grabada, con buenas voces y el fondo musical de la célebre composición de Claude-Michel Schönberg y Alain Boublil, esta versión supone toda una infracción de la Ley de Propiedad Intelectual (LPI).

Consultado por este diario, el propio Alain Boublil confirma a través de un comunicado: "Nunca aceptamos la adaptación o el uso de letras de las obras de Boublil y Schӧnberg con fines políticos". "Gracias por avisarnos", concluye la breve y rotunda respuesta.

La agrupación de la ANC en Terrassa ha confirmado a Público que pedirán los permisos necesarios ahora que la versión tiene más repercusión, sin especificar más. "Hemos de estudiar el tema", afirma un portavoz, sorprendido porque la intención era "no era hacer nada comercial ni mucho menos", sino usar música como fondo y crear esta canción "para consumo propio", pese a haberla distribuido por redes sociales y YouTube.

Medios como La Razón y Crónica Global publican que los Comités de Defensa de la República (CDR) están repartiendo la letra de esta versión, grabada y producida por miembros de la ANC de Terrassa. "Todo el pueblo cantará la melodía de los indignados, es Cataluña quién se rebela y lucha por la libertad", reza le texto adaptado, que se canta sobre el mismo fondo musical que el de la obra original.

En el sitio web de la ANC de Terrassa, los autores afirman que el origen de esta versión surge de "la necesidad de tener alguna canción, más o menos propia, que reflejara exactamente nuestros sentimientos". Desde ANC de Terrassa comentan que todos los días se reunen más de 300 personas frente al Ayuntamiento de la ciudad para cantar en reivindicación de la liberación de los políticos presos del 'procés'. 

El repertorio de sus cánticos abarca desde L'Estaca hasta El Segadors (himno oficial de Catalunya), aunque pronto buscaron "una canción que reflejase las reivindicaciones" que ellos denuncian. Así, la adaptación de "Do You Hear the People Sing?" se creó "de forma colectiva" y la entonaban de forma espontánea, añaden desde esta agrupación local de la ANC.

"Al tratarse de algo para consumo local, que no van a explotar, pues a nadie se le ocurrió pedir permiso"

“Entendimos que teníamos que hacer una grabación de calidad para difundirla por las redes y que llegara a todo el mundo que la quisiera hacer suya”, puede leerse en el sitio web. “Después de mucho trabajo de semanas y con la colaboración desinteresada de centenares de personas, aquí tenéis el resultado. Es vuestra”, concluye, y enlaza un vídeo con el material sobre el que la ANC no tiene ni los derechos de explotación ni los morales.

En conversación telefónica con Público, un portavoz de la ANC de Terrassa confirma que la iniciativa es suya, no de los CDR ni de la ANC nacional, aunque reconoce que para realizar el vídeo —grabado en junio, pero publicado el pasado 25 de agosto—en la Plaza de Catalunya de Barcelona sí pidieron ayuda a la ANC, principalmente para reunir voluntarios. E incluso convocaron a los medios para realizar una presentación oficial con periodistas, partidos locales y ciudadanos.

Dicho portavoz reconoce que "al tratarse de algo para consumo local, que no van a explotar, pues a nadie se le ocurrió pedir permiso" al autor —Claude-Michel Schönberg— o a los dueños de los derechos de explotación de la obra, en este caso Cameron Mackintosh

Por último, el portavoz asegura que la intención no es sustituir ningún himno ni mucho menos, como han publicado algunos medios. "Al secretario general [de la ANC] le gustó mucho la canción, y podría ser que se incluyese durante los actos del 11 de septiembre (Diada Nacional de Catalunya), pero como una canción más, que no tendrá mayor relevancia", puntualiza. 

Derechos de autor

Los derechos de autor tienen dos dimensiones diferenciadas: los derechos económicos de explotación de una obra (art. 17 LPI), y los derechos morales (art. 14 LPI), ambos protegidos. “Sobre los derechos económicos, si hay una distribución sin autorización de una obra protegida porque la letra nos viene bien para potenciar nuestro mensaje —imaginemos—, pues ahí habría una infracción de propiedad intelectual”, apunta Borja Adsuara, jurista especializado en derechos de autor.

“Si encima se cambia la letra, existe una obra derivada que habría que ver si está autorizada”, apunta este experto, que añade: “Pero es que luego está el derecho moral: uno no tiene derecho a cambiar la letra de una canción si el autor de la misma no ha autorizado ni dichos cambios ni sus fines, iría contra la integridad de la obra y la intención del autor”.

“Por múltiples razones, tanto por derechos de explotación como por derechos morales, por supuesto que los titulares de los derechos pueden protestar”, comenta Adsuara a este diario.

"Se trata de una obra que no está en el dominio público, y es un uso inconsetido", apunta por su parte a este diario el abogado especializado Carlos S. Almeida. No es necesariamente delito ya que para ello debería de haber ánimo de lucro (ojo, lo habría si, por ejemplo desarrollan una línea de 'merchandising' vinculado a la obra), pero sí existe un incumplimiento civil de la LPI porque no hay permiso para transformar la obra. “Algo muy importante es que no estaría amparado por el derecho de parodia, porque no lo es”, añade.

El derecho moral del autor obliga a los terceros a contar con su permiso para  cambiar la letra de una canción

Desde la SGAE comentan a Público que su trabajo consiste en la gestión colectiva de los derechos económicos de las obras de su catálogo y tiene que ser el titular de esos derechos quien denuncie la situación si así lo estima conveniente. Es decir, la entidad no actúa de oficio. En los derechos morales no entra.

“Quizá los compositores no hagan nada para no complicarse en un tema tan político”, comenta Almeida, “pero estarían completamente legitimados para ejercer acciones de cesación de la obra, tanto por la vía administrativa —ante la Sección segunda de la Comisión de Propiedad Intelectual del Ministerio de Cultura, que tampoco actúa de oficio— como civil, ante los tribunales de primera instancia”.

Existen multitud de ejemplos de artistas que se han negado al uso político de sus canciones, especialmente en EEUU. Artistas como Adele y Steven Tyler han vetado expresamente el uso de sus canciones por parte de los asesores electorales de Donald Trump.

En España, Sidonie, Amaral y Macaco han intentado poner freno a los políticos que usan sus melodías, y éstos han dejado de pincharlas ern sus mítines. Y quién no recuerda el uso que hizo el PP de Esperanza Aguirre del tema de Coti ‘Color Esperanza’, que el cantante Diego Torres popularizó a principio de esta década. Al final, los populares tuvieron que dejar de utilizarla porque no tenían permiso.