Público
Público

Interior convoca a las víctimas para detener el río de críticas

El Gobierno convoca para mañana a las asociaciones para explicarles los detalles de su plan de reinserción de los presos terroristas. Las víctimas habían vertido duros reproches al Ejecutivo por su "cesión" a E

PÚBLICO.ES

El PP toma de su propia medicina. En las dos anteriores legislaturas no tuvo recato en salir a la calle en las múltiples manifestaciones convocadas por las víctimas del terrorismo contra el Ejecutivo socialista. Se envolvió en la pancarta, salió a la calle del brazo de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) o del Foro Ermua. Pero el PP está ahora en el Ejecutivo, y al poco de anunciar hoy un plan para facilitar la reinserción de los presos terroristas, ha visto cómo los afectados han montado en armas. Para apaciguarles, para contarles todos los detalles  de su programa y calmar el fuego, el Ministerio del Interior ha convocado para mañana viernes una reunión con las principales asociaciones. 

Por parte del ministerio acudirá a la entrevista la directora general de Apoyo a Víctimas del Terrorismo, Sonia Ramos, y el secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Yuste. 

La crítica al Ejecutivo fue generalizada durante todo el día. En un comunicado remitido a la agencia Efe, la presidenta de la AVT juzgaba "prematuro" el plan diseñado por el departamento de Jorge Fernández Díaz, porque la banda no ha dejado existir, por lo que supone una "cesión a los intereses" de los terroristas. El programa del Gobierno era tachado por Ángeles Pedraza de un "varapalo" a las víctimas, pues se traslada a los internos de ETA que "su lucha ha merecido la pena y que gracias a su perseverancia, antes o después el Gobierno acabará cediendo a sus reivindicaciones". La AVT aseguraba que no transigirán con cualquier medida que suponga la relajación de las condiciones para los presos: "Estamos en contra de cualquier programa basado en forzar reinserciones a cambio de beneficios penitenciarios o acercamientos, puesto que se forzarían reinserciones interesadas y no verdaderas reinserciones". Así pues, "el único camino" posible para derrotar a ETA es "la firmeza en la aplicación de la ley". Pedraza concluía con una frase demoledora para el Ejecutivo: "Es doloroso ver cómo las instituciones del Estado están más preocupadas en dar gusto a ETA y sus reivindicaciones que en hacer justicia a las víctimas del terrorismo". 

La AVT considera la medida un "varapalo" a las víctimas

Más dura aún se mostró si cabe Voces contra el Terrorismo. La asociación que preside Francisco José Alcaraz tachó el plan de Fernández Díaz de una "traición" a las víctimas, el "coladero perfecto para que los etarras gocen de impunidad sin crear alarma social". Condenó que el ministro se haya sumado "con más entusiasmo" al "subterfugio" para beneficiar a los presos etarras con la vía Nanclares, la alternativa impulsada por el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero. "Es deleznable que el actual Gobierno ande más preocupado por contentar a ETA a través de sus reclusos que por encontrar al asesino de niños Josu Ternera", señaló el expresidente de la AVT. 

Dignidad y justicia, por su parte, acogió con "gran pesar y absoluta decepción" la "inusual, inhabitual y decepcionante medida gubernamental". La asociación considera "indignante" que el Ejecutivo continúe con la política de "impunidad penitenciaria" lanzada por Zapatero y que dé su "beneplácito" a ETA para acercar a sus internos, a los que no exigirá que pidan perdón a las víctimas. Toda "medida de indulgencia" implica una "fortaleza para ETA", abundó Cristina Cuesta, directora de la fundación Miguel Ángel Blanco antes de participar en Valencia en unas jornadas de víctimas. Regina Otaola, exalcaldesa de Lizartza (Gipuzkoa) por el PP, que también intervino en la conferencia, se opuso al programa de reinserción del Ejecutivo porque "es un premio" para la banda y "va a ayudar a que vuelva a resurgir ETA". 

Más noticias de Política y Sociedad