Público
Público

IU cree que hay "sobradas razones" para otra huelga general

Cayo Lara propone medidas para crear empleo en vez de retrasar la jubilación // El coordinador no percibe que el Gobierno tenga una "voluntad política seria" de negociar con los sindicatos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Izquierda Unida cree que la convocatoria de una segunda huelga general está cada día más cerca. O al menos juzga que existen 'razones objetivas y sobradas más de las que existían' el pasado 29 de septiembre, cuando CCOO y UGT llamaron al primer paro contra el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero.

Cayo Lara fue recitando ayer lunes en rueda de prensa en la sede federal de IU, una tras otra, esas 'razones': el Gobierno no ha movido 'ni un ápice' su política laboral, ha pegado un nuevo 'palo a las clases trabajadoras' al eliminar a partir del 15 de febrero la ayuda de 426 euros para los parados de larga duración, ha suprimido el cheque bebé, ha bajado impuestos a las empresas, ha aprobado la privatización del 49% de Aena y el 30% de Loterías del Estado, ha subido la luz un 9,8% –'el tarifazo energético'–, ha 'rebajado' las pensiones, han subido las tasas en las autopistas de peaje (y el Gobierno en cambio da créditos a las concesionarias en crisis) y ahora está dispuesto a sacar adelante una 'locura': aumentar la edad de jubilación. Según la lectura de IU, si el Ejecutivo se ha 'empecinado' en postergar el retiro a los 67 años, es para 'recortar el gasto público en pensiones' y 'hacer un regalo a la banca', que siempre ha ambicionado ese bocado y ha augurado la 'quiebra' del sistema.

Lara no percibe muchos avances en el diálogo entre Gobierno y sindicatos. Es más, observa una 'actitud dilatoria' del Ejecutivo y no una 'voluntad política en serio' de llegar a un acuerdo. 'Cuando se quiere resolver un tema, no son necesarias tantas horas de negociación', señaló en referencia a los cuatro días de reuniones infructuosas. El coordinador evitó extralimitarse y fijar el camino a CCOO y UGT. Dijo tener 'confianza plena' en ambas centrales y en sus afiliados. 'Y si el Gobierno sigue con su misma hoja de ruta, sin ninguna señal positiva, apoyaremos lo que los sindicatos decidan democráticamente', y si su solución es la huelga, agregó, 'IU la apoyará en primera línea', como hizo el 29-S.

Como siempre, Lara contrarrestró la crítica con la propuesta. Con la alternativa a la 'falacia' del Ejecutivo de que es 'inevitable' alargar la edad de jubilación: recuperar la demanda y el consumo a través de la subida del salario mínimo, el crecimiento de las pensiones más bajas, el incremento del crédito a pymes y autónomos o la creación de una banca pública.

Lara fue el único dirigente de IU que intervino en la rueda de prensa. Algunos de sus compañeros en la ejecutiva estaban en la sala pendientes de la noticia del día: el comunicado de alto el fuego de ETA, que se acababa de conocer apenas unos minutos antes del comienzo de la comparecencia. 

El pasado viernes, Público adelantó la intención de Juantxo López de Uralde, director de la Fundación Equo, de crear un nuevo partido ecosocialista en junio. El ex director de Greenpeace España ya descartaba un pacto con IU y con el PSOE para las generales de 2012.

Ayer Cayo Lara fue preguntado por Equo. El coordinador llevaba la respuesta preparada: a IU le preocupan los parados, los desahuciados, los que viven en la pobreza y 'hacen cola en los comedores sociales', los que no tienen ya los 426 euros. Le inquieta “la desintegración social del país”, y también elaborar propuestas y volcarse de lleno en las elecciones del 22 de mayo para que IU tenga “más peso” y haga girar a la izquierda, desde las autonomías y los ayuntamientos, la política del Ejecutivo. “Lo demás –zanjó–, sinceramente, no nos preocupa absolutamente nada”. 

 

Más noticias en Política y Sociedad