Público
Público

IU se propone culminar su refundación en mayo de 2010

El Consejo Federal cuestiona un nuevo pacto con ICV tras la «traición» de Romeva

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Consejo Político Federal de Izquierda Unida (IU) máximo órgano de decisión de la federación entre asambleas tuvo esta sábado la próxima refundación de la federación como tema central. El coordinador general, Cayo Lara, fijó para el primer semestre de 2010 la asamblea de refundación que culminará con un proceso iniciado el pasado mes de noviembre en el cónclave del que el propio Lara salió elegido. Fuentes de la organización precisaron que, 'con toda probabilidad', el congreso se celebrará en el mes de mayo.

La federación parecía más unida que nunca. El informe de Cayo Lara fue aprobado por 55 de los 58 miembros del Comité compuesto por 180 militantes que asistieron a la votación y en los discursos de los distintos intervinientes, 'organización, coordinación y trabajo colectivo' fueron las palabras más repetidas.

Cayo Lara reivindica la imagen corporativa de la marca IU

Lara destacó que la cuestión organizativa es 'lo central'. Argumentó, para ello, que 'hay que estar en la movilización social permanente'. 'Tenemos que ser conocidos y reconocidos por nuestra base social', añadió. Para ello, el coordinador general incidió en la necesidad de 'que se defina la identidad corporativa', lo que denominó como marca IU.

El líder de la formación que se considera anticapitalista hizo un símil con el máximo exponente del capitalismo. 'Es como la Coca-Cola, que tiene un sabor y unas características que la hacen especiales', apuntó. 'Nosotros', añadió, 'debemos encontrar una estrategia con la que acotar los cuatro o cinco valores esenciales que nos definen respecto a otras formaciones políticas'.

Se suprimió un punto del informe referido a los pactos con los nacionalistas

Además, Lara consideró que ya 'ha pasado el tiempo de las familias' en IU. El panorama es, en efecto, muy diferente a la etapa de profunda división entre las distintas corrientes que se percibía antes y durante la IX Asamblea Federal. Una de las máximas representantes del llamado sector llamazarista más aperturista que el Partido Comunista de España (PCE), al que pertenece Cayo Lara la diputada regional madrileña, Inés Sabanés, fue fiel reflejo de esta nueva realidad.

Según explicó, desde el cónclave 'todos los sectores funcionan y trabajan con lealtad a la organización'. No obstante, Sabanés defendió el 'pluralismo' de puntos de vista dentro de la organización, aunque reconoció que la dirección del 'ha gestionado de forma correcta esta diversidad'.

Fueron dos los puntos del informe del coordinador que más suspicacias produjeron, sobre todo, entre los militantes vascos y catalanes. El primero de ellos, el referido a la necesidad de 'un discurso de Estado coherente, para poder defender lo mismo en todo el Estado', y que 'permita superar el confederalismo'.

El otro, en el que Lara abogaba por recuperar un 'discurso federal y republicano, que se ha podido ver diluido en función de alianzas con fuerzas nacionalistas'. Las críticas de los miembros de Ezker Batua la marca de IU en Euskadi, que participó en dos ocasiones en el Gobierno vasco junto al PNV, hicieron recapacitar al coordinador general, que decidió suprimir finalmente este segundo punto.

También se palpó el malestar de IU respecto a Iniciativa Per Catalunya-Verds (ICV). El partido de Lara acusa a los catalanes de 'traicionar' el pacto de ambas formaciones de cara al 7-J. Los dos partidos se comprometieron a 'codecidir y compartir' un mismo grupo en la Eurocámara, pero el eurodiputado Raúl Romeva (ICV) se integró en el Grupo Verde y no en la Izquierda Europea como su colega de lista Willy Meyer (IU). En consecuencia, el Consejo aprobó una resolución verbal en la que IU acuerda no pactar con ICV 'en similares condiciones' a las previas a las europeas.