Público
Público
Únete a nosotros

Jacobo Gordon dijo que Agag le pagaba la oficina

El entorno del yerno de Aznar lo niega. Tenían despachos contiguos en el edificio desde donde operaba el imputado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Jacobo Gordon, a quien los investigadores del caso Gürtel consideran un testaferro clave en sociedades de inversión a través de las que la trama canalizaba el dinero ilegal, aseguró a Correa que era Alejandro Agag quien pagaba el alquiler de su despacho.

La afirmación de Gordon, unido al yerno de Aznar por una larga relación de amistad y viejos negocios comunes, se produjo en el transcurso de una conversación que mantuvo el 20 de enero de 2009 con el presunto jefe de la red corrupta. En esa charla, el presunto jefe de la red corrupta lanza a Gordon una pregunta: '¿Pagas alquiler de oficina?'. Y su interlocutor responde así: 'No, lo paga Alejandro'. Padrino de boda de Alejandro Agag y Ana Aznar, Correa aseguró en su declaración ante el juez que conoció a Jacobo Gordon a través del yerno del ex presidente del Gobierno. En enero de 2009, Gordon residía en Londres, al igual que Agag.

'¿Pagas alquiler de oficina?', preguntó Correa. Y Gordon dijo: 'La paga Alejandro'

Ayer, fuentes del entorno del yerno de Aznar desmintieron lo asegurado por Gordon, pero ni cuestionaron que el Alejandro de la conversación sea Agag. De hecho, y según ha podido confirmar Público, Agag utilizaba para su escudería Barwa Addax de GP2, la segunda división del automovilismo mundial, un despacho contiguo al de Gordon. 'Cada uno pagaba lo suyo', fue la explicación. Ahí, en el 128 de la madrileña calle de Príncipe de Vergara, Gordon domicilió varias empresas investigadas dentro del caso Gürtel.

Las fuentes consultadas en el entorno de Agag se negaron a pronunciarse sobre otras referencias al yerno de Aznar contenidas en el sumario. No hubo respuesta, por tanto, para la pregunta sobre qué tipo de viaje realizaron Francisco Correa y Alejandro Agag a Venezuela en 1998. Los gastos de ese viaje quedaron consignados en uno de los archivos del ya célebre pendrive que la policía intervino a José Luis Izquierdo, el contable madrileño de la trama. En su declaración ante la policía, Izquierdo corroboró que el archivo 66, denominado 'Gastos Venezuela', reflejaba los 'gastos generados ante la posibilidad de hacer determinados actos en Venezuela'. 'Asciende dice el sumario a 21.226.000 pesetas, siendo la mayor parte cargos de tarjetas de credito VISA y Dinners. Consta un apunte 26-05-98, Madrid-Caracas-Bogotá-Madrid, Paco CORREA-Alejandro AGAG, por importe de 1.012.000 pesetas facturado al PP y un reembolso estimado de 98.000'.

En ese local se domiciliaron las empresas ahora investigadas

Muy al contrario, se remitieron al comunicado lanzado por Agag en octubre de 2009, cuando el levantamiento del secreto sobre la primera parte del sumario Gürtel constató que su nombre aparecía citado. Entonces, Agag negó cualquier vínculo con la trama corrupta y profirió una amenaza: la de emprender acciones judidiciales contra 'cualquiera que insinúe' su participación'en cualquier tipo de actividad irregular'.

En el 128 de la calle Príncipe de Vergara de Madrid aparecen domiciliadas la empresa Real Equity Portfolio, con la que Gordon se embarcó en un macroproyecto inmobiliario en Panamá investigado en el caso Gürtel. Y tiene también su sede la compañía Proyecto Twain Jones, promotora de un complejo residencial de lujo en Majadahonda. Como informó este diario el pasado 22 de marzo, los padres de Agag se han mudado a una de las viviendas de esa urbanización, bautizada como Residencial Adriático. El matrimonio Agag Longo ocupa formalmente la vivienda en régimen de alquiler.

Más noticias en Política y Sociedad