Público
Público

El Poder Judicial investigará por qué el sospechoso de la muerte de Mari Luz estaba libre

El acusado no llegó a ser internado en la cárcel pese a que sobre él pesaban dos condenas por hechos similares

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Servicio de Inspección del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ordenó hoy la apertura de una investigación sobre la actuación de un juzgado de Sevilla en relación con Santiago del Valle García , el presunto asesino de la pequeña Mari Luz Cortés.

En un breve comunicado difundido a última hora de esta tarde, el CGPJ señala que dicho Servicio de Inspección 'ha ordenado la apertura de una Información Previa respecto a la actuación desarrollada por el Juzgado de lo Penal número 1 de Sevilla en relación con la ejecución de la condena impuesta a Santiago del Valle García'.

Santiago del Valle García, de 52 años, el detenido por la muerte de Mari Luz Cortés en Huelva, no llegó a ser internado en la cárcel pese a que sobre él pesaban dos condenas por hechos similares.

En diciembre de 2005 fue condenado en sentencia firme a dos años y nueve meses de prisión por abusos sexuales de su propia hija. También tenía pendiente otra condena de dos años, dictada en 2004, por abusar de una niña de 9 años.

Ambas penas no se han ejecutado porque estaba fugado de la Justicia, ya que cuando se confirmaron por la Audiencia provincial, el sospechoso abandonó su domicilio junto con su mujer, la también condenada por estos hechos Isabel García, y no pudo ser localizado.

Tranquilidad y sosiego 

 

El delegado del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón, ha hecho un llamamiento a la tranquilidad y al sosiego tras los altercados registrados a las puertas de la Audiencia de Huelva a la llegada del presunto autor de la muerte de Mari Luz Cortés y ha pedido que se deje actuar a la Justicia.

En rueda de prensa en Huelva, López Garzón ha relatado cómo se han sucedido los acontecimientos desde que desapareciera la pequeña, el 13 de enero, hasta la detención de esta persona y de su hermana, el pasado martes en Cuenca, a los que se les acusa de un presunto delito de 'homicidio involuntario'.

'Hay que dejar actuar a la Justicia con tiempo, porque tengan la certeza que se hará justicia' ha manifestado, al tiempo que ha agradecido la colaboración ciudadana desde el principio del caso y de otros cuerpos de seguridad que han participado en el mismo.

López Garzón ha precisado que desde el principio la búsqueda de Mari Luz se ha complementado con la investigación policial que desde el segundo día se ha centrado en la persona de Santiago del Valle, fundamentalmente por sus antecedentes penales por abusos sexuales.

Esta persona, ha recordado, fue detenida en Granada a las 48 horas de la desaparición y prestó declaración, tras lo que fue puesto en libertad por falta de pruebas.

Preguntado por los periodistas por una presunta orden de busca y captura que pesaba sobre esta persona, el delegado ha indicado que la Policía no tenía constancia de ella, mientras que el Jefe Superior de la Policía en Andalucía Occidental, Enrique Álvarez, ha precisado que la última que se conocía era de 3 de abril de 2007 y que se cumplió pues el ahora detenido también pasó a disposición judicial.

El delegado ha agregado que pese a que la investigación ha analizado otras hipótesis e indicios, desde que se interrogó a esta persona 'no se le pierde la pista', se alertó a la Policía en todo el territorio nacional y se le sometió, según Álvarez, a un control específico para determinar en todo momento cuál era el paradero del detenido, al que ha calificado de 'alimaña social'.

Ha aclarado que en Cuenca se ha interrogado a tres personas, Santiago y su hermana, ambos detenidos y que han pasado esta tarde a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Huelva, y su mujer, Isabel García, en libertad con cargos y que actualmente no se encuentra en Huelva pero está localizada por la Policía.