Público
Público

El juez del 'caso Spanair' acusa sólo a dos técnicos

Un auto levanta la imputación a tres directivos de la compañía

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El juez de Instrucción número 11 de Madrid, Juan Javier Pérez, que instruye el sumario por el accidente del avión de Spanair que costó la vida a 154 personas el 20 de agosto de 2008, dictó ayer un auto por el que reduce de cinco a dos el número de imputados en la causa. Según el documento de 53 folios, el magistrado considera únicos responsables vivos de la tragedia a Felipe García Rodríguez y José Antonio Viñuela Chaves, los dos técnicos de mantenimiento de la compañía aérea que atendieron una avería en la sonda de temperatura en el aparato instantes antes de que este se estrellara. A ambos les acusa de 154 delitos de homicidio imprudente y 18 de lesiones imprudentes.

Según el auto, por el que el juez da por finalizada la investigación y transforma las diligencias previas en procedimiento abreviado como paso previo a una futura apertura del juicio oral, los ahora únicos imputados debieron investigar las causas de la avería “sumamente extraña” que señalaba un calentamiento de la sonda RAT del avión antes de dar el visto bueno a su despegue: “Existen indicios de que el personal de matenimiento interviniente no hizo esfuerzo alguno por detectar ni reparar la avería real, limitándose a desactivar el dispositivo afectado y despachar el avión”.

El juez reconoce en el escrito que no está probado que dicha avería afectase a otro dispositivo que falló en el despegue, el TOWS, el cual debía alertar a los pilotos de la incorrecta configuración del avión. Pese a ello, insiste en culpar a los técnicos de deficiencias en su actuación, como la de no consultar el libro del avión donde se reflejaba que el aparato tuvo el día anterior dos averías similares.

El magistrado concluye, por tanto, que la decisión que ambos tomaron de aplazar la reparación sin saber realmente cuál era la avería “fue una de las causas concurrentes” del siniestro. “Resulta una obviedad afirmar que si el avión no se hubiera despachado no hubiera ocurrido el accidente”, recalca en varias ocasiones.

Pese a ser los únicos imputados, el auto considera que además de los dos técnicos también hubo otros dos presuntos responsables directos de la tragedia: los dos pilotos del aparato, fallecidos en el siniestro. “Los tripulantes realizaron de forma descuidada o poco atenta la comprobación de las tres listas de ítems que contenía la constatación del despliegue de los flaps y slats [elementos del avión que le permiten el despegue]”, señala el juez, para añadir a continuación que dicha “actuación descuidada fue agravada por la distracción provocada por la presencia en la cabina de una persona ajena a la tripulación de este vuelo, con quien conversaron los pilotos”. El magistrado concluye que ambos tuvieron una actuación “manifiestamente negligente” que contribuyó “de forma decisiva al accidente”, aunque recuerda que su fallecimiento extingue su responsabilidad penal.

'El personal de matenimiento no hizo esfuerzo alguno en reparar la avería'Sobre las otras tres personas que hasta ayer permanecían imputadas en el sumario, todos ellos directivos de mantenimiento de la compañía Spanair, el juez decidió ayer el sobreseimiento parcial y provisional de las acusaciones. El juez considera que “la incorrecta respuesta” dada presuntamente por los dos técnicos de mantenimiento no fue causada por una supuesta deficiencia formativa” de estos que se pudiera achacar a los tres directivos.

El magistrado también confirmó su rechazo a imputar al director del aeropuerto y al responsable del puesto de mando principal, a los que una asociación de víctimas acusaba de un supuesto retraso en la atención médica a las víctimas. Considera que “no consta razones suficientes para considerar que una eventual ejecución incorrecta del plan de emergencias [del aeropuerto] pudo contribuir” a que hubiera más muertes o a que varios supervivientes sufrieran un agravamiento de las secuelas, como afirmaba esta.

Tras conocerse el auto, las asociaciones de afectados, Spanair y el colegio de pilotos se apresuraron en criticar las conclusiones del juez.

Más noticias en Política y Sociedad