Público
Público

La Junta pide solución al Gobierno

El Gobierno de Cospedal debe a las familias 125 millones de euros  

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Junta de Castilla-La Mancha, presidida por la número dos del PP, María Dolores de Cospedal, echó ayer balones fuera y responsabilizó al PSOE de la deuda de 125 millones de euros que tiene con los farmacéuticos. 'Hubo un Gobierno [el presidido por el socialista José María Barreda desde 2004 hasta las pasadas elecciones] que, lejos de limitar los gastos, los aceleró (...). Todas las facturas que aún están llegando son de la etapa socialista', denunció ayer el consejero de Sanidad, José Ignacio Echániz. 'El Gobierno de Castilla-La Mancha no tiene dinero ni la culpa de no tenerlo', se defendió.

Por ello, tras semanas sin ofrecer soluciones concretas a los boticarios, considera ahora que es al Ministerio de Sanidad a quien le corresponde solucionar 'conjuntamente' la situación. El consejero envió ayer por la mañana un correo electrónico a la ministra de Sanidad, Leire Pajín, solicitándole una reunión 'urgente'. 'Ya que ha sido su partido el que ha generado el problema, que nos ayude a arreglarlo', se justificó en rueda de prensa.

Las farmacias que no pidan créditos «tendrán que cerrar», según Echániz

Pajín respondió a Echániz, también por correo electrónico, recordándole que es la Junta quien no paga a las farmacias de su región, mientras el resto de autonomías sí lo hace. También recordó al consejero que el Gobierno central ha aprobado medidas en los últimos meses para disminuir el gasto sanitario y que, en julio, el Consejo de Política Fiscal y Financiera aprobó la concesión de créditos a las autonomías para que dispongan de más liquidez para pagar a los proveedores de fármacos, explicaron fuentes del Ministerio a Público. 'Dejando esto claro' añadieron, Pajín está dispuesta a reunirse.

El consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha compareció en público un día después de que medio centenar de farmacias anunciara su intención de cerrar temporalmente, a partir del 15 de septiembre, por no tener dinero para comprar medicamentos.

El PSOE advierte que Castilla-La Mancha es «un laboratorio» para el PP estatal

El consejero amenazó con denunciar en la Comisión de la Competencia a quienes echen el cierre. Como era previsible, la Consejería no avalará la acción de protesta. No obstante, decenas de farmacéuticos se verán obligados a cerrar porque no pueden seguir adquiriendo medicamentos.

Echániz reiteró ayer que hasta enero no saldará su deuda y mantuvo que los farmacéuticos deberán pedir un crédito para financiarse. 'Ese es el camino y, mientras llegan las soluciones, no hay otro', aseguró. Echániz mostró mano dura: 'No hay dinero, así que tendrán que cerrar las persianas de la farmacia', auguró.

Los farmacéuticos se quejan de que la Junta les obliga a avalar con sus bienes el posible impago y a pagar los intereses del préstamo. Fuentes del sector aseguran que los bancos ya han denegado el crédito a una decena de farmacéuticos porque sus casas ya están hipotecadas o no tienen bienes suficientes.

Echániz aseguró que unas 200 farmacias ya han solicitado el crédito y se refirió a los boticarios críticos con su gestión como una minoría de 'francotiradores muy ruidosos, ayudados por el PSOE'.

La secretaria de Organización del PSOE de Ciudad Real, Blanca Fernández, tachó la actitud de Echániz de 'chulesca y vergonzosa'. Debería, criticó, 'solucionar el problema y no amenazar a los farmacéuticos'. Por su parte, José Eugenio Castellanos, del Grupo de Farmacia del PSOE, denunció que Castilla-La Mancha está siendo un 'laboratorio' para las políticas que aplicaría el PP si gobernara en España.

Más noticias en Política y Sociedad