Público
Público

Lara garantiza estabilidad aunque IU no entre en el Gobierno asturiano

Lara cree que el coordinador regional no debe dejarse 'condicionar' por el revés que le ha dado su militancia en el referéndum de ayer

Ante una situación política semejante, como es de un PSOE sin apoyos suficientes para gobernar, Izquierda Unida ha reaccionado de distinta forma según los casos. En Extremadura, y contraviniendo las directrices federales, se dio vía libre a un Gobierno del PP. En Andalucía, las bases estuvieron de acuerdo con la dirección en que era preferible entrar en el Ejecutivo de José Antonio Griñán. Y en Asturias, la militancia, ayer jueves, rechazó la incorporación al Gabinete del socialista Javier Fernández, en este caso dando portazo a las pretensiones de la cúpula de la federación. Tres respuestas diferentes pero unidas por un mismo elemento común: se han adoptado de forma 'democrática', consultando a los afiliados, haciendo entrar 'el aire fresco' de la calle y de los que en ella reclaman un comportamiento más transparente y participativo en los partidos políticos, como el 15-M. Pero esa negativa de los asturianos a formar parte de un Gobierno de coalición no menoscabará la 'estabilidad' del Principado, según ha subrayado este viernes Cayo Lara en rueda de prensa en el Congreso.

'Nosotros nos creemos en el Estado federal. Hemos entrado a dar estabilidad porque venimos de un proceso donde PP y Foro han creado inestabilidad en Asturias, porque han sido unos irresponsables, incapaces de apoyar un presupuesto. Llevamos estabilidad al Gobierno de Asturias, fuera cual fuera la respuesta de los militantes', ha reiterado el coordinador federal. Y estos no están sólo 'para pegar carteles'. Actúan, por tanto, con plena 'soberanía'. 

Las bases de IU Asturias se han opuesto a la entrada del Gobierno por un estrechísimo margen, por apenas 16 votos. Participaron 1.330 de los alrededor de 4.000 afiliados y 648 votaron a favor (el 48,72%), 664 en contra (49,92%) y 18 se abstuvieron. El coordinador regional, Jesús Iglesias, ya había advertido de que un resultado adverso aceleraría su salida del liderazgo de la federación. Hoy Lara le ha pedido prudencia. 'Es una decisión suya. Pero en mi opinión, no debería condicionarle el tiempo que tenga que estar de coordinador en ningún caso por una acción democrática que ha impulsado él'. 

Fuentes de la dirección federal sí se han visto sorprendidas por la división dentro de la dirección asturiana. Iglesias, junto con su número dos y junto al diputado en el Congreso, Gaspar Llamazares, era partidario de entrar en el Ejecutivo. Pero otros dirigentes lo consideraban suicida, habida cuenta de que la estabilidad del PSOE depende también del voto decisivo, y a veces imprevisible, de UPyD. En el aparato entienden que además las circunstancias, el contexto, son muy distintas a hace un año, cuando la militancia extremeña vetó dar las llaves de la Junta al socialista Guillermo Fernández Vara, o incluso a las de hace unas semanas, cuando las bases andaluzas aceptaron el pacto de gobierno. En el ánimo pesa ahora, aducen, el coste que puede conllevar el aprobar y aplicar las medidas de recorte impuestas por el Gobierno central y de las que las autonomías no pueden escapar. Es más, IU ha digerido mal el plan económico-financiero presentado por Andalucía y visado por Hacienda, porque incluye un tajo al sueldo de los funcionarios, iniciativa dolorosa para una formación de izquierdas

El coordinador de IU Asturias, Jesús Iglesias, ha dicho hoy, tras el resultado del referéndum entre la militancia que tumbó anoche su propuesta de entrar en el Gobierno del Principado, que si las bases han hablado en un ejercicio de democracia, a la dirección le toca 'ponerse en posición de firmes'.

En una rueda de prensa en Oviedo, Iglesias ha recordado que la consulta era vinculante, por lo que aunque hubieran rechazado su propuesta por un único voto no cabría más que acatar el resultado, y ha agradecido 'el alto grado de respaldo' a la postura que él defendía y que negoció con el PSOE. Participaron 1.330 de los alrededor de 4.000 militantes y 648 votaron a favor (el 48,72 %), 664 en contra (49,92 %) y dieciocho se abstuvieron.

El estrecho margen que impide la presencia de dos consejeros de IU en el Gobierno asturiano que presidirá el socialista Javier Fernández -que tomará posesión mañana, sábado- le parece al líder de IU que no permite 'ni a los del sí ni a los del no decir que tenían razón', pues a lo sumo hay 'una razón compartida'. Iglesias ha subrayado que el referendo no versaba sobre si dar estabilidad a un Gobierno del PSOE, sino solo sobre uno de los modos de darle estabilidad: desde dentro del Ejecutivo.

Porque que Asturias tenga un Gobierno estable es un valor en sí mismo que IU no se lo va a privar a los asturianos, ha añadido Iglesias, en referencia a que confía en lograr acuerdos parlamentarios con el PSOE en aras de ese objetivo. 'No nos echaremos al monte', ha añadido para asegurar que serán posibles los acuerdos con el Gobierno para que tenga estabilidad.

Más noticias