Público
Público

Lara pide la "derrota del Gobierno" a las puertas del palacio de la Moncloa

Junto a un centenar de dirigentes, cargos públicos y militantes de la federación, el coordinador de IU llama a todos los ciudadanos a una "rebelión democrática sostenida"

Más lecheras de la Policía se desplazaron hasta el palacio de la Moncloa, bastantes más agentes protegían el acceso al edificio del Portavoz del Gobierno, dispuestos en fila recta.

Un despliegue de seguridad insólito para una concentración comunicada en tiempo y forma por Izquierda Unida. Y difundida a todo trapo en los medios de comunicación el pasado sábado, cuando Cayo Lara anunció ante el Consejo Político de la federación la llamada a protagonizar un gesto simbólico, de ruptura total con el Ejecutivo y de convocatoria a la ciudadanía. Un gesto jamás visto en los últimos años. IU se apuntó esta mañana ese tanto, y con éxito. El coordinador compareció ante las puertas de la Moncloa, mientras se reunía el Consejo de Ministros, con cerca de un centenar de dirigentes, cargos públicos y simpatizantes de la federación, en medio de una expectación inusitada, flanqueado por muchísimos más medios de comunicación de lo habitual. El sol del mediodía apretaba sin piedad.

Lara se colocó delante de los suyos, que sostenían una pancarta que ya lo decía todo: "Por una rebelión democrática, paremos los recortes". Los jóvenes de IU agitaban la banderola con el eslogan que han impulsado en los últimos días: "#abajo el régimen". El coordinador entonces comenzó a leer el manifiesto pactado por la cúpula de la federación. Con una parte mollar bien clara: "Izquierda Unida considera que ha llegado el momento de organizar una rebelión democrática sostenida y concurrente, en la que converjan todo los sectores, colectivos y personas que están sometidos o padecen los recortes y que no tienen otro objetivo que hacernos retroceder cincuenta años".

IU dice a los ciudadanos que la lucha "no es fácil" pero "está mereciendo la pena"

La formación cree que ya no se puede esperar más, que es la hora definitiva de la "resistencia, de la movilización y la alternativa" para liquidar las políticas neoliberales "que empobrecen y hacen sufrir a la mayoría de la población de España", que "humillan" a los ciudadanos y les impone una "regresión moral" para arrebatarles toda "dignidad como personas". "Llamamos a todos los hombres y mujeres de los pueblos de España, a las trabajadoras y trabajadores, al mundo de la cultura, a la comunidad científica, a la juventud, a los cargos electos, a todo el pueblo, para organizar una verdadera rebelión frente este auténtico golpe antidemocrático contra la mayoría de la sociedad". El llamamiento a la movilización de "todos los demócratas" tiene como objetivo que el pueblo "tome en sus manos" las riendas del país, haga "pagar la crisis a sus autores, los especuladores", logre "derrotar al Gobierno y sus políticas" y luche "por otra política".

Frente al abatimiento, el manifiesto recuerda que los españoles han vivido en el último siglo "situaciones muy difíciles que causaron humillación, dolor y sufrimiento", pero que consiguieron desquitarse, saliendo a las calles para defender la "libertad y las conquistas sociales". "No ha sido fácil. Fue y es un proceso largo y duro, pero está mereciendo la pena".

"¡Parar los recortes, la regresión social y la involución democrática es posible!". Última proclama del texto. En cuanto Lara la pronunció, los dirigentes de IU empezaron a gritar: "¡No es una crisis, es una estafa!". El coordinador también canturreó. "¡Gobierno dimisión!", clamaron después los suyos.

Los medios preguntaron a Lara su valoración de las manifestaciones que ayer poblaron todo el país. El coordinador aplaudió la "unidad" de sindicatos profesionales de clase y de la sociedad y reiteró que no se puede tolerar este "golpe de Estado económico, democrático y social", por lo que es perentorio que el Ejecutivo convoque un referéndum sobre sus medidas de ajuste, demanda que comparten las centrales y más formaciones de izquierdas. "Está gobernando con un programa que no tiene que ver con el compromiso que contrajo en campaña" e imponiendo unas políticas que no traerán un "halo de esperanza", insistió. "Ahí está Grecia, y las decisiones del Gobierno nos conducen a la situación griega".

El coordinador augura que la explosición social irá en aumento

El líder de IU auguró que la explosión social irá en aumento, porque cada vez es más "el sufrimiento de la gente". "Vamos a continuar apoyando todas las manifestaciones que vengan", prometió. La federación sí exige a todos los colectivos que converjan y destierren "enfrentamientos", para combatir todos juntos lo nuclear, las políticas neoliberales que conducen al país "al precipicio". "Son demasiadas las lágrimas que se están derramando injustamente por quienes no son responsables de esta crisis, mientras los culpables son mimados por el Gobierno y la UE", remachó.

Lara, acompañado del eurodiputado Willy Meyer, del primer portavoz adjunto de Izquierda Plural, José Luis Centella, y del diputado Ricardo Sixto, se dirigió a la entrada del edificio del Portavoz del Gobierno. Allí dejó una copia del manifiesto y se llevó la suya con el sello oficial. El Ejecutivo no hará nada, pero al menos quedará para la historia que IU sí pisó la Moncloa. 

Más noticias de Política y Sociedad