Público
Público

La ley más larga de la legislatura

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

 

El Gobierno de Zapatero ha logrado sacar adelante 125 leyes en su primera legislatura, pero le quedan 43 pendientes y uno de ellos es la Ley de Extensión de Derechos a los Afectados por la Guerra Civil y la Dictadura, conocida como Ley de la Memoria Histórica.

Sin embargo, y aunque fue en 2004 cuando se inició el proceso de elaboración del texto en medio de una fuerte polémica y en julio de 2006 cuando el Consejo de Ministros dio luz verde al anteproyecto, a día de hoy, su tramitación parlamentaria parece no tener fin.

Y hablar con los grupos parlamentarios actualmente inmersos en la negociación no aclara mucho la dirección del desenlace.

Desde el Grupo Socialista, a la pregunta de si su aprobación será inminente -como se viene apuntando desde hace una semana en distintos medios-, su portavoz, Diego López Garrido, aseguró ayer a Público que 'no será en los próximos días. Aunque habrá acuerdo, seguimos hablando'.

Otras fuentes del PSOE cercanas al presidente Zapatero afirman que este acuerdo 'está prácticamente cerrado' con los grupos catalán, vasco y de IU-ICV, lo que haría posible la salida de la Ley. Los socialistas dan por hecho que del PP, el cual desde el principio ha exigido la retirada inmediata del proyecto, no obtendrán el apoyo. Lo mismo ocurre con ERC, que exige la anulación de los juicios franquistas y se ha cerrado en banda, reconocen desde el partido del Gobierno.

El presidente Zapatero quiere 'pactar', sostienen las mismas fuentes, y es la orden que ha trasladado a los responsables primeros del asunto, el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, Francisco Caamaño, y el portavoz parlamentario, Diego López Garrido.

Responsabilidades mutuas

Por tanto, si hay acuerdo del Gobierno con los tres grupos principales, aparte del PP, ¿dónde está el escollo que impide aprobar la Ley de la Memoria Histórica?

Para Izquierda Unida, la razón es obvia, explicó ayer un portavoz de la formación federal: 'En el PSOE están divididos; hay un sector que quiere aprobar esta Ley antes del fin de la legislatura y otro sector que cree que esto supondría un desgaste electoral, al entrar un tema tan polémico en plena campaña'.

Por tanto, una parte del Grupo Socialista sería partidario de retrasar su salida a la novena legislatura, a pesar de que IU-ICV no dudará en reprochar públicamente al Gobierno que 'ha incumplido uno de sus principales compromisos, que es, además, una apuesta personal del presidente'.

'Por nuestra parte -zanjó el portavoz de IU-ICV- el acuerdo está cerrado desde abril', cuando Izquierda Unida y el Grupo Socialista acordaron bilateralmente tres puntos del texto de la ley: la ilegitimidad de los juicios sumarísimos 'con consecuencias legales'; la condena expresa de la dictadura franquista al principio de la redacción de la Norma, y el apoyo de las instituciones públicas -estatales y regionales- para aliviar asuntos como las fosas comunes.

Este acuerdo, además, llevó a una crisis interna en IU, por considerar el sector más duro que su líder, Gaspar Llamazares, había cedido a las presiones del Gobierno.

Los socialistas, por otro lado, ven 'trampas' en las intenciones pactistas de IU, que quiere contentar a su sector disconforme con el acuerdo de abril.

Concretamente, el martes 25, el Pleno del Congreso de los Diputados debatirá una Proposición No de Ley presentada por el grupo de la formación federal que exige, en términos generales, la recuperación para el Patrimonio Nacional de las propiedades que requisó el franquismo.

Más noticias en Política y Sociedad