Público
Público

La lluvia complica la mayor operación salida del año

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una por el norte y otra por el sur. Dos borrascas extenderán el mal tiempo durante los próximos días en prácticamente toda España, coincidiendo con la Semana Santa. La Agencia Estatal de Meteorología anuncia unas vacaciones de abrigo y paraguas. Las temperaturas completan el mal pronóstico, con una bajada que se dejará sentir en todas las comunidades autónomas.

Un frente situado en el Golfo de Cádiz será el responsable de la inestabilidad que se extenderá desde el jueves por toda Andalucía, Ceuta y Melilla hasta conquistar el resto de la península. A partir del viernes, se producirá una entrada de aire frío por el norte que hará que bajen las temperaturas hasta el lunes. La lluvia acompañará a este descenso generalizado, especialmente en las comunidades del Cantábrico.

Lluvia al volante

El mal tiempo complicará la mayor operación salida del año. La DGT prevé que, durante estos días, se produzcan 15,6 millones de desplazamientos. El mal tiempo afectará también, previsiblemente, a los índices de siniestralidad. La media estadística se eleva cada año por estas fechas. Las dificultades meteorológicas añadirán un plus de dificultad en esta operación salida.

En la Semana Santa del pasado año fallecieron 103 personas en 80 accidentes de tráfico. Sólo en los tres primeros días de esta operación especial, desde el pasado viernes y hasta el domingo, han muerto 18 personas en las carreteras españolas.

Miércoles y domingo

El siniestro más grave registrado hasta el momento se produjo el pasado lunes. Tres jóvenes murieron en un accidente registrado en la localidad de Santa Marta de los Barros, en la provincia de Badajoz. Tenían entre 18 y 25 años. Otras dos personas fallecieron ayer en Villanueva de Algaidas, Málaga, al colisionar frontalmente el vehículo que conducían contra un camión.

La noche de mañana es la más complicada para el tráfico. Será el momento de la gran escapada. Las salidas de las grandes ciudades concentrarán la mayoría de las retenciones. Las carreteras que conducen a Levante y Andalucía serán las más congestionadas. Las dificultades se repetirán a partir del domingo por la tarde y el lunes por la mañana. El regreso masivo colapsará la salida de los centros turísticos y la entrada de las grandes capitales.

Tráfico ha dispuesto un operativo especial que moviliza a 8.900 agentes y 305 coches equipados con radar —262 son vehículos camuflados— , que se unirán a los 317 puntos fijos de control repartidos por todas España. Otros 561 vehículos de la Guardia Civil se encargarán de realizar controles de alcohol y drogas entre los conductores.

Esta operación salida estrena, además, la reforma del Código Penal en materia de seguridad vial, que entró en vigor el pasado año. La DGT aplazó la aplicación de la nueva normativa para dar una última oportunidad de regularizar su situación a las 25.000 personas que, según sus datos, conducen sin carnet. Desde el 1 de mayo, esta conducta será un delito susceptible de ser castigado con penas de prisión.