Público
Público

Manos Limpias abandona el caso del 'pequeño Nicolás', donde podrían acabar imputados

La Asociación de Policía Municipal Unificada ha solicitado al juzgado de instrucción número 2 de Madrid que llame a declarar a Miguel Bernard sobre las reuniones que mantuvo en 2014 para modificar las acusaciones en el caso Noos, Pujol y Núñez.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2

El 'pequeño Nicolás' declara este lunes ante la Justicia.- EP

Ha sido en marzo de 2016 cuando el juez de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, abrió la investigación que ha acabado con la detención de los presidentes del Ausbanc y Manos Limpias, Luis Pineda y Miguel Bernard, por extorsionar a empresas o a imputados en casos de corrupción. Sin embargo, desde 2014 otro juez de Plaza de Castilla, Arturo Zamarriego, investiga en el sumario del pequeño Nicolás las relaciones del presunto estafador con Miguel Bernard y las reuniones celebradas ese año para modificar las peticiones de pena en los grandes casos donde Manos Limpias era acusación popular, por ejemplo en el caso Pujol del que ya se han retirado como acusación popular.

Aunque el sindicato ultra siempre ha dicho que Nicolás era un enviado de Casa Real para negociar con ellos, incluso aseguraron que les “había intentado sobornar para salir del caso Noos” y que tenían grabados esos intentos de extorsión, lo cierto es que estas grabaciones no se han hecho públicas a pesar de llevar ya Bernard, de casi 80 años, dos semanas en prisión. Es más, los datos aportados a la investigación por otras fuentes y los documentos encontrados en casa Francisco Nicolás Gómez Iglesias indican que esa no era la verdadera relación entre Miguel Bernard y el veinteañero.

Es por este motivo que la acusación popular, la Asociación de Policía Municipal Unificada (AMPU)–el juez supeditó la actuación de Manos Limpias bajo la dirección de esta otra organización- pedirá por tercera vez al juzgado que llame a declarar al ahora encarcelado Miguel Bernard. Según su portavoz, Carlos Bahón, “insistiremos al juzgado que le llame a declarar ya que hay un claro paralelismo entre lo que se investiga en la Audiencia Nacional y la documentación que obra en este sumario sobre las reuniones de Francisco Nicolás con diferentes miembros de Manos Limpias”.

Extorsionador o extorsionado

Como ya desveló Público hace un año, Francisco Nicolás fue a ver tras ser detenido a Miguel Bernard para ofrecerle destruir grabaciones de los encuentros que ambos habían mantenido para tratar los casos Noos, Pujol y el que afecta al ex presidente del Barcelona, José Luis Núñez. El propio secretario de Manos Limpias reconocía a Público que: “Nicolás me ofreció destruir grabaciones sobre mí que tenía de las veces que nos habíamos reunido”.

Unos meses antes, en diciembre de 2014, un “ciudadano anónimo” enviaba al juzgado de instrucción número 2 una denuncia en la que ponía en conocimiento de Zamarriego una comida organizada por el asesor de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) Juan Munguira en casa Lucio con la representante legal de Manos Limpias y con Francisco Nicolás Gómez Iglesias. En esta reunión, según diferentes fuentes, se organizó un viaje a Barcelona donde Nicolás se reunió con Cristobal Martell, abogado del clan Pujol, personado en el caso Noos y también letrado del ex presidente del Barcelona, José Luis Núñez. En un segundo anónimo, este ciudadano le recordaba al juez Zamarriego los datos aportados sobre las reuniones e intentaba poner de relieve las contradicciones entre los que los representantes de Manos Limpias decían y las reuniones que habían mantenido.

La desimputación de Tejeiro

Los datos del anónimo estaban directamente relacionados con otros que el pequeño Nicolás había dado en su declaración sobre las reuniones con Manos Limpias y que desde 2014 se investiga en sumario del caso Nicolay. El presunto estafador se atribuía ser un emisario del CNI para negociar con Manos Limpias la rebaja de las penas, aunque diferentes fuentes apuntan a Público a que “realmente lo que podría estar haciendo es actuar a las órdenes de Manos Limpias y otros personajes y de ahí que todos digan que se tienen grabados siendo extorsionados, por no salgan a la luz ninguna de las pruebas que lo demostrarían”.

Las reuniones, según esta declaración, se celebraban en la calle Rosales, muy cerca a la sede de Manos Limpias y Ausbanc, y en ellas ya se habla de que Manos Limpias retirará la acusación contra Miguel Tejeiro, como finalmente ha ocurrido al inicio del juicio del caso Noos. En el registro de casa de Francisco Nicolás se encontró un email entre la presentante jurídica de la asociación en el caso Noos y la secretaría de Manos Limpias que llevaba Miguel Bernard, donde le informaba de estas reuniones con Martell y la rebaja en la petición de pena de Marco Antonio Tejeiro y la retirada de la acusación a su hermano.

Más noticias en Política y Sociedad