Público
Público

La marea pensionista medirá fuerzas en plena Aste Nagusia de Bilbao

Las calles de la capital vizcaína acogerán este lunes la quinta movilización del movimiento de personas jubiladas. Sus organizadores llaman a convertir este acto en una marcha “intergeneracional”, a la que se prevé que acudirán integrantes de las konpartsas que organizan la Semana Grande.

Publicidad
Media: 4.78
Votos: 9

Las asociaciones de pensionistas de Vizcaya en una de sus concentraciones frente al Ayuntamiento de Bilbao para reclamar unas pensiones "dignas". | EFE

Pancartas listas, tambores preparados y gargantas afinadas. Este lunes, la Semana Grande de Bilbao estará marcada por una movilización tan ruidosa como especial: siete meses después de lanzarse a las calles para reivindicar sus derechos, el movimiento de pensionistas de Bizkaia volverá a copar la principal avenida de la capital vizcaína para dejar bien claro que sus reclamos no se van de vacaciones.

Aprovechando el ambiente que reina en Bilbao durante esta semana festiva, la concentración que los pensionistas celebran todos los lunes frente al ayuntamiento se convertirá en una manifestación que partirá a las 12.00 desde la Plaza Moyua y recorrerá las principales arterias de la capital vizcaína hasta llegar a las escalinatas del consistorio, donde leerán un manifiesto.

"Si conseguimos que miles de personas se movilicen por las pensiones será un dato importante”

Será la quinta movilización que este colectivo celebra en Bilbao desde el pasado 15 de enero, cuando la marea pensionista empezó a inundar las calles de las ciudades del País Vasco y del resto del Estado. Esta vez contarán con el apoyo de varias “konpartsas”, las agrupaciones de distintos ámbitos que organizan y dan vida a la Semana Grande. “Habrá batucadas, quizás también gaiteros… Será una mañana animada”, contó Jon Fano, uno de los rostros más conocidos de este colectivo.

La posibilidad de lanzarse a las calles en plena Aste Nagusia –y, por ende, en pleno verano- empezó a manejarse hace ya varias semanas en el seno del movimiento de pensionistas vizcaínos. “Teniendo en cuenta que estamos en fiestas y en agosto, si conseguimos que miles de personas se movilicen por las pensiones será un dato importante”, apunta este militante del movimiento Pentsionistak Martxan, uno de los grupos que forman parte de esta gigantesca marea.

En ese contexto, los organizadores hicieron un llamamiento para que esta manifestación sea “intergeneracional”. O lo que es lo mismo, que participen personas de todas las edades, independientemente de lo cerca o lejos que estén de cobrar una pensión. “Si lo logramos, será un éxito”, avanza Fano, quien adelantó que las reivindicaciones de este colectivo estarán presentes a lo largo de toda esta semana en el espacio festivo del Arenal, donde se dedicarán a “sociabilizar y explicar” los motivos que les llevan a mantener esta lucha por las pensiones.

Reivindicaciones firmes

Precisamente, sus principales reivindicaciones volverán a quedar meridianamente claras en el manifiesto que leerán al final de la movilización. Entre los objetivos y reclamos figuran la pensión mínima de 1.080 euros o la defensa de un sistema público con todas las letras y todas las garantías. También buscan una interlocución directa con el gobierno de Pedro Sánchez, pero también con los Ejecutivos liderados por Iñigo Urkullu en Vitoria y Uxue Barkos en Pamplona.

“No sólo queremos plantear una mejora de las pensiones, sino que se garanticen también unos servicios públicos que atiendan a las exigencias múltiples que tienen las personas mayores”, explicó el portavoz. Con ese objetivo, los pensionistas que este lunes se movilizarán en Bilbao ya tienen otra fecha marcada en rojo en el calendario: el próximo 1 de octubre, coincidiendo con el Día Internacional de las Personas Mayores, volverán a salir a la calle. Como hoy. Como antes.

Más noticias en Política y Sociedad