Público
Público

Dos marineros del 'Alakrana' ejercerán la acusación contra los dos piratas

En el juicio, que se celebrará en los próximos meses, los detenidos serán acusados de detención ilegal, robo con violencia y uso de armas

EUROPA PRESS

Al menos dos marineros del atunero Alakrana, que fueron liberados el pasado 17 de noviembre tras permanecer secuestrados durante 47 días frente a las costas de Somalia, ejercerán la acusación particular en el juicio que la Audiencia Nacional celebrará en los próximos meses contra los dos presuntos corsarios que fueron detenidos por la Armada.

Fuentes jurídicas explicaron este martes que la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal, encargada de la vista oral, ha aceptado la personación de dos de los 16 marineros que fueron secuestrados en el juicio que celebrará contra Cabdullahi Cabdiwily, alias 'Abdu Willy', y Raageggesey Hassan Haji.

El siguiente paso para que los dos somalíes se sienten finalmente en el banquillo se producirá cuando el tribunal, presidido por la juez Angela Murillo, dicte el auto de apertura de juicio oral, lo que podría acordarse en un plazo de diez días.

Este es el periodo de tiempo que la Sala ha dado al nuevo abogado de oficio que asumirá la defensa de 'Abdu Willy' para que se instruya sobre el contenido de la instrucción después de que el somalí renunciara a ser representado por el letrado Javier Díaz Aparicio.

Tras notificar el auto de apertura oral, el tribunal procederá al señalamiento del juicio, en el que los presuntos piratas serán acusados, según fuentes fiscales, por 36 delitos de detención ilegal --uno por cada uno de los tripulantes del pesquero secuestrado-- y robo con violencia y uso de armas. De esta forma, podrían ser condenados a penas que irán entre 219 años y medio y 365 años de cárcel.

Este lunes compareció el armador del Alakrana, Kepa Etxebarría, ante el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, que mantiene abierta una causa para averiguar la identidad de los secuestradores y si la puesta en libertad de los 36 marineros que se encontraban a bordo, 16 de ellos españoles, se produjo después del pago de un rescate.

El magistrado ofreció al representante de Echebastar Fleet, compañía con sede en la localidad vizcaína de Bermeo, la posibilidad de personarse tanto en esta causa sobre el pago del rescate como en el juicio.

En el marco de la primera causa, Pedraz se trasladó en la última semana de noviembre hasta Gernika (Vizcaya) y Vigo (Pontevedra) para interrogar a los 16 marineros españoles que fueron secuestrados, que le relataron las penurias que sufrieron durante su cautiverio.

Más noticias de Política y Sociedad