Público
Público

Los médicos le dicen al rey que baje el ritmo

El monarca aplaza una visita a París que tenía previsto realizar la próxima semana, durante la que se iba a reunir con el presidente François Hollande, por consejo de los médicos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El rey Juan Carlos ha decidido aplazar una visita a París que tenía previsto realizar la próxima semana, durante la que se iba a reunir con el presidente François Hollande, por consejo de los médicos, que le han recomendado bajar el ritmo de sus actividades para no deteriorar sus articulaciones. Fuentes de la Casa del Rey han explicado que, tras su reciente viaje a la India, en el que desarrolló un intenso programa de trabajo y actos protocolarios en Bombay y Nueva Delhi, los facultativos le aconsejaron tomarse con más calma sus actividades oficiales.

El rey acudirá en todo caso a Cádiz el próximo viernes para ejercer de anfitrión, acompañado por la reina y los príncipes de Asturias, en la Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, una cita a la que España concede gran importancia y cuyas sesiones de trabajo continuarán hasta el sábado, también con la asistencia del rey. Antes de adaptar por completo su agenda a lo recomendado por los médicos, el jefe del Estado desea completar sus compromisos iberoamericanos el lunes 19 en el Palacio Real, donde ofrecerá un almuerzo a la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, que viajará a España al frente de una delegación de la que formarán parte tres ministros.

A partir de ese momento será cuando el rey, que ha recorrido unos 70.000 kilómetros en viajes oficiales durante los últimos seis meses, detendrá un ritmo de actividades que los médicos consideran no aconsejable, por lo que habrá de aplazarse el viaje a París que España y Francia aún no habían hecho público, pero habían empezado a preparar para el mismo lunes 19 y el martes 20. La última actividad oficial pública de don Juan Carlos tuvo lugar el pasado martes 6 en su despacho del Palacio de la Zarzuela, donde recibió al nuevo presidente del Patronato del Museo del Prado, José Pedro Pérez Llorca, y se le pudo ver sentado ante la mesa junto a su invitado cuando ambos posaron para los medios gráficos.

El rey fue intervenido quirúrgicamente el pasado abril en el Hospital USP San José, primero por una fractura en la cadera derecha como consecuencia de un accidente en Botsuana y días más tarde por una luxación en el mismo hueso producida por un mal movimiento tras una audiencia oficial, y el 16 de octubre acudió a este mismo centro sanitario para una revisión médica de la cadera.

Más noticias en Política y Sociedad