Público
Público

Medio ambiente Un 'SAMUR arbóreo' pasará consulta a medio millón de árboles en situación de riesgo en Madrid

El Ayuntamiento pone en marcha un programa de inspección para cuidar a los árboles más viejos y degradados de la capital. Los ecologistas saludan el plan, pero alertan de los daños al arbolado en obras y conducciones de telefonía o electricidad

Técnicos municipales comprueban el estado de un árbol - Ayuntamiento de Madrid

Manuel Tapia Zamorano

Desde 2014, cuatro personas, entre ellas dos niños de corta edad que se encontraban en el parque de El Retiro, han muerto por caídas de árboles o ramas en la ciudad de Madrid. Para evitar más sucesos como estos y mitigar la alarma creada por estos sucesos tanto en paseantes como ciudadanos en general, el Ayuntamiento ha puesto en marcha el Servicio de Evaluación y Revisión Verde (Server), cuyo cometido es inspeccionar los ejemplares más viejos y degradados, y evitar así riesgos a la población.

El Server, conocido ya en distintos medios como el SAMUR arbóreo y considerado como un servicio pionero por la corporación municipal, se encargará de inspeccionar, detectar y resolver las situaciones de riesgo que presenten los árboles de mantenimiento municipal.

Dotado con un presupuesto de 30.673.514 euros durante cuatro años, dispone de 136 personas en plantilla, entre las que figuran 21 inspectores que supervisarán un total de 545.000 árboles para recoger y analizar datos con el fin de prever futuros daños y planificar las actuaciones correspondientes.

Los 21 inspectores del Server supervisarán 545.000 árboles

El servicio ha tenido una acogida favorable entre los grupos ecologistas, que han reconocido la sensibilidad mostrada por el actual equipo de gobierno en la conservación del “patrimonio verde” de la ciudad, compuesto por unos dos millones de árboles, de los que más de 300.000 se encuentran alineados en las calles.

Juan García Vicente, de Ecologistas en Acción, destaca la buena voluntad del Ayuntamiento en el cuidado de la masa arbórea de la capital, aunque reconoce que serían necesarios más medios técnicos y humanos.

“La situación del arbolado en Madrid es muy variable, dependiendo de las diferentes zonas”, asegura García Vicente, quien calcula que el 30 por ciento de las plantas presenta algún tipo de daño ocasionado por la vejez, el riego inadecuado, las plagas y otras enfermedades.

“Campeones de la supervivencia”

El representante de la asociación ecologista advierte también de los daños ocasionados por las obras realizadas en la vía pública, y en particular por las conducciones realizadas por las empresas de suministros o telefonía. “En estos casos”, asegura, “los árboles se convierten en unos auténticos campeones de la supervivencia”.

Por otro lado, fuentes sindicales que representan al colectivo de los jardineros municipales se quejan de que las empresas encargadas de atender los servicios integrales carecen de especialistas y de personal cualificado, lo que se traduce en podas indiscriminadas y una insuficiente protección de los ejemplares cuando se acometen obras en la vía pública.

Dispositivos electrónicos utilizados para analizar la salud de un árbol - Ayuntamiento de Madrid

“No todo es plantar árboles, sino tener previsto el mantenimiento adecuado, y eso requiere un riego adecuado, vigilancia y cuidados de tala, de poda y de todo tipo. El Ayuntamiento, por los escasos recursos que tiene, ha tenido que recurrir a los centros integrales, pero en muchas ocasiones el servicio es ineficaz”.

El Server no solo realizará inspecciones programadas, sino que también acudirá ante las incidencias urgentes que afecten al patrimonio arbóreo. Esto incluye todos los avisos urgentes que recibe el Servicio de Emergencias, bien por caídas de ramas o de árboles.

Por otra parte, el Server dispondrá de una aplicación informática creada específicamente para este servicio, que permitirá sistematizar la recogida de datos y realizar estadísticas que ayuden a conocer el comportamiento del árbol, tendencias, identificar patrones, y prevenir casos de riesgo.

Bajas emisiones

Parte de la flota que utilizará el Server estará compuesta por vehículos que cumplen con la normativa EURO6, lo que implica reducciones significativas en cuanto a emisiones tanto sonoras como de CO2, según ha informado el Ayuntamiento.

Algunos de los vehículos serán eléctricos, propulsados mediante GLP (gas licuado del petróleo) o por gas natural comprimido. Para las actuaciones del Server también se empleará maquinaria eléctrica con bajas emisiones sonoras y respetuosas con el medio ambiente.

El representante de Ecologistas en Acción espera que en la próxima reunión de octubre de la Mesa del Árbol, la concejala del Área de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, aporte información detallada sobre el Server, servicio que, en opinión de García Vicente, parece que sí puede suplir algunas de las carencias respecto al cuidado y mantenimiento del arbolado.

La Mesa del Árbol es un foro integrado por técnicos municipales, la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM) sindicatos, asociaciones ecologistas y miembros del Colegio de Ingenieros Técnicos Forestales y del Real Jardín Botánico.