Público
Público

Un militar muerto y tres heridos en un desprendimiento ocurrido en Canfranc (Huesca)

El lugar donde ha ocurrido el siniestro es utilizado de forma habitual por los militares para llevar a cabo sus prácticas de escalada.

Publicidad
Media: 4
Votos: 2

Lugar en el que ha fallecido un militar y al menos otros tres han resultado heridos, pertenecientes al Regimiento de Cazadores de Alta Montaña Galicia 64, al producirse un desprendimiento de tierra mientras realizaban unas prácticas de escalada en la zona de Coll de Ladrones, en el municipio pirenaico de Canfranc (Huesca). EFE/Javier Blasco

HUESCA.- Un militar ha fallecido y al menos otros tres han resultado heridos este martes al verse sorprendidos por un desprendimiento de piedras en la zona de Coll de Ladrones, en Canfranc, Huesca. ​Todos los afectados pertenecen al Regimiento de Cazadores de Montaña 'Galicia 64' de Jaca. Los militares se encontraban realizando labores de adiestramiento en dicha zona del Pirineo cuando se produjo el desprendimiento.

El soldado fallecido se llamaba Rubén Rangel Vizuete, tenía 25 años y era natural de Elda (Alicante), según ha informado el Ejército de Tierra. Ingresó en las Fuerzas Armadas en octubre de 2013 y el Regimiento de Cazadores de Montaña 'Galicia' 64, con base en Jaca, era su primer destino. En el año 2015 estuvo desplegado en Afganistán y era poseedor de la medalla OTAN por su participación en la operación 'Apoyo resuelto'.

En estas unidades de montaña, las prácticas de escalada son bastante frecuentes, ya que es un conocimiento que todo su personal debe de saber ejecutar. Según garantiza el Ejército, los militares que realizan este tipo de actividad están siempre supervisados por personal cualificado.

El alcalde de Canfranc, Fernando Sánchez, ha indicado que sobre las 12.00 horas ha recibido el aviso de que se había registrado un accidente en una zona próxima al pueblo, cercana a la carretera N-330.

Varios de los compañeros del soldado Rangel Vizuete han resultado heridos en el accidente, dos de los cuales se encuentran ingresados en el hospital en Jaca, mientras que el resto ya han sido dados de alta.

El lugar del siniestro es utilizado de forma habitual por los militares para llevar a cabo sus prácticas de escalada. Tras el accidente ha sido necesario cortar un carril de la N-330.

Más noticias en Política y Sociedad