Público
Público

Los mineros emprenderán una Marcha Negra hacia Madrid

En Asturias y León continúan los cortes de carretera y el Gobierno sigue sin acceder a pactar los presupuestos con los sindicatos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En el vigésimo cuarto día de huelga indefinida en el sector del carbón, los mineros de León y Asturias han vuelto a realizar cortes de carretera tráfico en la autopista A-66, que comunica Asturias y León, y en las conexiones entre el centro y el suroccidente del Principado en la A-63 y N-634. Más tarde también han cortado la nacional N-630, en La Robla. Sin embargo, los trabajadores perciben que esta estrategia continuada en el tiempo cuenta con importantes limitaciones. Como reconocía el lunes uno de ellos mientras preparaba junto a sus compañeros el material para realizar la enésima barricada, 'estamos perdiendo apoyos con esto', pues 'algunos vecinos aguantan uno, dos o cinco cortes, pero al final terminan hartándose'.

Por eso, los sindicatos ven imprescindible combinar los cortes con protestas masivas que visibilicen el conflicto más allá de las cuencas. Y para ello el próximo viernes los trabajadores emprenderán la tercera Marcha Negra hacia Madrid para mostrar su rechazo a los presupuestos del PP que 'liquidan el sector y supondrán la muerte de las cuencas'.

El secretario general de la Federación de Industrias de CCCOO en León, Alberto González Llamas, ha explicado a Público.es que las marchas saldrán el día 22 a las 10:00 de la mañana divididas en tres columnas, una por cada comunidad autónoma con sector minero. Desde León, un grupo partirá desde Villablino y otro de Bembibre para conformar una única marcha. Y ésta se unirá a la que sale de Mieres, Asturias, el día 25 en la localidad leonesa de La Robla. De ahí, partirán hacia la capital por la Nacional 6. Por otro lado, marcharán los mineros aragoneses desde la localidad de Andorra, en Teruel. Las tres columnas coincidirán en la periferia madrileña, en Aravaca, y el día 11 de julio entrarán en la capital, donde harán una manifestación que recorrerá el centro de la ciudad.

Pese al desgaste que produce mantener un conflicto a lo largo del tiempo, los sindicatos hacen esfuerzos por mantener la unidad de acción, aunque 'a veces sea muy difícil', como reconocían varios mineros durante la huelga del lunes. Por eso, cada una de las tres columnas estará compuesta por 60 personas, 30 de CCOO y otros 30 de UGT. 

Esta marcha es la tercera que llevan a cabo los mineros en la historia de España y podría ser la más importante, pues el recorte de las subvenciones del 63% puede suponer el tiro de gracia a un sector que desde los años 80 ha estado sometido a un lento y progresivo desmantelamiento.

'Con esta marcha perseguimos que se busque una solución al problema que ha creado el Gobierno'

González Llamas explica que 'con esta marcha perseguimos que se busque una solución al problema que ha creado el Gobierno'. Los sindicatos quieren que el gobierno cumpla lo pactado y ofrezca una solución para las cuencas donde una gran parte de la población vive directa o indirectamente de minería. 'En todos los conflictos el Gobierno siempre nos ha ofrecido alguna solución, aunque no nos gustase. Ahora no nos ofrecen ninguna'.

El líder sindical explica que los ingresos del sector 'provienen de dos vías, un 40% de la facturación a empresas eléctricas y un 60% de ayudas públicas. Si reducen éstas drásticamente las empresas se verán obligadas a cerrar'. Ante esta complicada situación, él cree que 'una solución que siempre hemos defendido como alternativa es la nacionalización del sector'.

Pese a la escalada de la conflictividad que se está dando en las cuencas, el Gobierno sigue sin dar su brazo a torcer. De hecho, uno de los motivos que más indignan a los mineros es que los representantes políticos del PP de esas zonas no estén oponiéndose a los presupuestos del Gobierno, aunque formen parte del mismo partido. Así, hoy en Ponferrada, después de haber cortado el tráfico en el centro de la ciudad, se han dirigido a la sede de los conservadores y han lanzado huevos contra ella, acusándoles de 'falsos' y 'ladrones', según ha informado la agencia EFE. Posteriormente, se ha dirigido a una plaza aledaña, donde el alcalde se encontraba tomando café, de forma que él también ha tenido que marcharse con algunos huevos esclafados.

Los trabajadores del carbón también rechazan el discurso que se ha extendido de que cobran salarios altos. Hoy ha sido la ministra de Empleo Fátima Báñez quien ha afirmado que los mineros prejubilados con los anteriores planes de reconversión del sector cobran una pensión 'muy razonable'. Ante estas afirmaciones, González Llamas cree que 'esto es contestar al problema contaminándolo y no aportando solucionados'.

Para desmontar este mito, explica que a día de hoy hay muchos picadores, 'el trabajo más duro en el interior de la mina', que cobran 900 euros al mes trabajando a tiempo completo. Por eso, él cree que el Gobierno 'quiere desgastar el movimiento'.