Público
Público

El Movimiento 15-M decide hoy si abandona la Puerta del Sol

Miles de indignados se reúnen en asambleas descentralizadas por toda la Comunidad de Madrid

PÚBLICO

Miles de indignados se reunieron este sábado, en las asambleas descentralizadas que tuvieron lugar por todos los rincones de la Comunidad de Madrid, según informaron los propios participantes a través de Twitter. "300 personas en La Elipa", "Más de 500 vecinos en el Barrio del Pilar", "Muchísima gente en Alpedrete" y así cientos de tuits en los que se contaba cómo la convocatoria por barrios y municipios había sido todo un éxito.

El objetivo de estas reuniones era poner en común una serie de conclusiones y trasladarlas a la denominada Asamblea Popular de Madrid, cuya primera reunión tendrá lugar hoy a mediodía en la Puerta del Sol y en la que se decidirá también si se continúa con el campamento o se desmantela. Hay diferentes opiniones.

Están los que creen que hay que mantener la ocupación para que el movimiento no se diluya. Y otros piensan que debe disolverse y dar paso a una delegación en la que se puedan seguir recogiendo propuestas de los ciudadanos y un punto de información sobre las convocatorias de manifestaciones semanales.

Desde Sol se niega la existencia de problemas de seguridad, higiene o salubridad en la zona y han pedido a Interior que no tome decisiones como la "dramáticamente" ejecutada en Barcelona por la que, por cierto, han solicitado la dimisión del conseller catalán de Interior, Felip Puig.

Los acampados del País Vasco también decidirán este domingo si prolongan sus protestas la próxima semana mientras prosiguen con sus concentraciones en Bilbao, Vitoria y San Sebastián. Y los de Sevilla han realizado un llamamiento para asistir hoy a una gran manifestación que irá desde Plaza de España hasta la Plaza del 15 de Mayo.

Los indignados de Santiago de Compostela respondieron este sábado al que se convertirá en su próximo alcalde, Gerardo Conde Roa, del PP, que en una rueda de prensa los tildó de okupas, y al actual regidor, Xosé Sánchez Bugallo (PSOE), que les dio de plazo hasta hoy para dejar libre la plaza del Obradoiro.

A través de un comunicado, los acampados gallegos afirmaron que, en caso de desalojo, "nunca" usarán la violencia y que resistirán "pacíficamente". Además, agradecieron la "adhesión masiva" e invitaron a los vecinos y turistas a "acercarse al Obradoiro" para construir juntos "una democracia real" .