Público
Público

Muere una policía municipal en un tiroteo en Madrid

La agente de 62 años había interceptado a un vehículo en el que huían los atracadores de una oficina de Correos. Su compañero, de 52, ha resultado herido en el hombro

PUBLICO.ES / AGENCIAS

Una agente de la Policía Municipal de Madrid, herida junto a un compañero en un tiroteo ocurrido este mediodía en el distrito madrileño de Usera, ha muerto debido a las heridas que le han causado los disparos que ha recibido en el tórax, han informado fuentes de los servicios de emergencia y confirmado la concejala de Urbanismo Paz González. Fuentes policiales han indicado que el tiroteo ocurrió tras un atraco a una oficina de Correos.

El suceso se ha producido sobre las 12.15 horas en una zona comercial del distrito de Usera, cercana al Hospital 12 de Octubre. La agente, Carmen Muñoz García, de 62 años, ha sido atendida en un primer momento en la zona por efectivos sanitarios de emergencias, pero nada han podido hacer por evitar el fallecimiento. El otro agente, Santiago Lozano, de 52 años, ha resultado herido durante el tiroteo, acaecido a la altura de la calle Eduardo Barreiros con la avenida de los Poblados, recibiendo un impacto de bala en el hombro, por lo que ha sido trasladado al hospital 12 de Octubre, tras ser atendido por el Samur.

Los dos principales sospechosos del tiroteo son dos varones que justo antes habían atracado la oficina de Correos número 77, situada en la calle Eduardo Barreiros, 5, según ha informado un miembro del personal de seguridad, que ha acudido a la sucursal después de lo sucedido. Allí, los dos hombres, armados con "dos armas blancas, cuchillos de grandes dimensiones" y un revólver, se han llevado el dinero disponible en la sucursal, y han atracado a los empleados y al público que se encontraba en el interior de la oficina. También han intentado, sin éxito, abrir las cajas fuerte. Después de permanecer unos 10 minutos en la oficina de Correos, los dos hombres la han abandonado para dirigirse a un centro comercial cercano, según la misma fuente.

El tiroteo se ha producido después de que el vehículo en el que patrullaban los agentes intentara interceptar una furgoneta en la que huían los atracadores a gran velocidad. Al bajarse los policías, los ocupantes del vehículo interceptado "directamente empezaron a disparar indiscriminadamente", según fuentes policiales. "Uno de los disparos ha ido a parar al tórax y ha herido a la agente de muerte", ha dicho la concejala madrileña.

Algunos testigos han relatado que los atracadores circulaban en una furgoneta Citroën Berlingo y que se han escuchado entre tres y cinco disparos, según las versiones. Testigos presenciales del tiroteo consultados por Público aseguran que los dos hombres que iban en una furgoneta han llegado a detener el vehículo para "rematar" a la agente de policía. Empleadas de los locales cercanos al suceso han tenido que ser atendidas en una farmacia por ataques de ansiedad.

Agentes de la Policía Nacional han acordonado la zona y la investigación del caso la ha asumido el grupo de Homicidios. El agente herido está "estable" y podría ser intervenido próximamente, ya que presenta una herida de bala en el hombro derecho con orificio de entrada y salida y los médicos están valorando si requiere una intervención. La capilla ardiente por la agente abatida se instalará en el Patio de Cristales de la plaza de la Villa, antigua sede del Ayuntamiento de Madrid y, si el análisis forense lo permite, quedará abierta esta misma noche, y será visitada por la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, que ha decidido suspender sus vacaciones y regresar a la ciudad tras conocer lo ocurrido.

 

Más noticias de Política y Sociedad