Público
Público

Los municipios piden cuentas a las autonomías

Exigen fijar por ley la aportación financiera de las comunidades

ALICIA GUTIÉRREZ

La Federación Española de Municipios (FEMP) desveló ayer en un acto unitario su “hoja de ruta” en materia de financiación, plan que pone contra las cuerdas a las comunidades autónomas al subrayar que a éstas, más que al Gobierno, corresponde aflojar el bolsillo y aplicar hacia abajo el principio de autonomía fiscal. ¿Cómo? Garantizando a los consistorios, previa modificación legal de ámbito estatal, ingresos reglados e “incondicionados”, es decir, sin margen de intervención autonómica.

“La parte del león” para mejorar la financiación local, avisó ayer el presidente de la FEMP, el socialista Pedro Castro, está en el tejado autonómico. La FEMP calcula que el 26,7% del gasto total municipal va a la cobertura de servicios cuya competencia corresponde a las comunidades. Las autonomías aportan un 5,67% de los ingresos locales en transferencias corrientes. El Gobierno central, un 16,69%.

Con la negociación sobre la financiación autonómica en ciernes, la irrupción de los consistorios, que pretenden una negociación “simultánea y vinculada”, complica el escenario pero también da bazas al Gobierno frente a un hipotético choque de trenes por la demandada cesión de nuevos tramos fiscales.

Esta entrada municipal en escena, la enésima desde la restauración democrática pero ahora precedida de la promesa de Zapatero en su investidura para solucionar el endémico déficit local, conviene al Ejecutivo: porque la tarta del dinero difícilmente puede crecer. Y, dado que los municipios se han cargado de razones prestando servicios de competencia autonómica, para las comunidades se hace más difícil defender que sea el Gobierno central el que incremente hasta el 50% el tramo autonómico del IRPF y desembolse además el dinero local extra.

Plasmada en el libro La financiación local en España, coordinado por el catedrático Javier Suárez Pandiello y presentado ayer por Castro en compañía de municipalistas del PP e IU, la hoja de ruta incluye otras dos propuestas clave: extender a todos los consistorios de más de 20.000 habitantes (371) la cesión del tramo municipal del IRPF (el 1,6875%) y del IVA (1,7897%) , ahora sólo disponible para las capitales y las poblaciones de más de 75.000 habitantes (88); y reformar el IAE, cuya supresión supuso un verdadero mazazo para muchos municipios.

Más noticias de Política y Sociedad