Público
Público

Los nacionalistas recuerdan el gasto ínfimo del uso de las lenguas en el Senado

Aplauden la inversión en "convivencia y cohesión". El PP apunta al gasto y apela al "sentido común"

PUBLICO.ES/ AGENCIAS

Un día después de su estreno, los pinganillos en el Senado siguen dando que hablar. Los grupos nacionalistas insisten en que el gasto por el uso de lenguas cooficiales en la Cámara Alta es mínimo. Mientras, algunos varones del PSOE muestran ciertos recelos y el PP sigue enrocado en su rechazo. 

Antes de participar en la Junta de Portavoces de la Cámara Baja, el portavoz del grupo nacionalista vasco, Josu Erkoreka, y el portavoz adjunto de los nacionalistas catalanes en el Congreso, Pere Macías, han hablado del debate que se celebró ayer en la Cámara territorial, que por primera vez dio un paso histórico en el uso de las lenguas cooficiales del catalán, euskera, gallego y valenciano, para reivindicar que supone un "gasto poco importante".

En la sesión de ayer, todos los grupos hicieron uso de este nuevo derecho adquirido tras la modificación del Reglamento de la Cámara Alta, a excepción del PP. Su presidente, Mariano Rajoy, consideró que las lenguas "son para entenderse" y no "para crear problemas". Durante la sesión, un sistema de traducción simultánea permite a los parlamentarios seguir cada intervención.  La portavoz conservadora en el Congreso, Soraya Sénz de Santamaría apeló al "sentido común" para rechazar el uso de las diferentes lenguas, ya que este, según su criterio, "fija que en las instituciones comunes se use la lengua común".

Frente a las críticas que ponen el acento en el gasto que supone esta novedad -11.950 euros por sesión y 4.500 euros por 400 auriculares-, Macías ha subrayado que se trata de "una cantidad relativamente poco importante", sobre todo cuando se trata de una iniciativa que favorece "la convivencia y la cohesión". Pese a la inversión, el Senado no hará en 2011 ningún gasto extra, ya que el presupuesto fijado para la Cámara Alta de este año (55.143.210 euros) supone una reducción del 6,72% respecto a los del año anterior (59.117.280 euros).

La inversión por el uso de las lenguas supone un 1% del presupuesto

El diputado de CiU ha abogado por hacer pedagogía en un planteamiento que supone "una muy buena inversión en la construcción del Estado de las Autonomías".

Erkoreka, por su parte, consideró que la iniciativa supone "un paso adelante en el reconocimiento de la pluralidad" de España, así como "un gesto de tolerancia propio de un sistema democrático avanzado". Sobre el gasto que representa, el portavoz del PNV ha recordado que éste no rebasa el 1% del presupuesto total del Senado. Además, ha confiado en que alguna vez algo como lo que hizo ayer el Senado pueda ocurrir en el Congreso.

Pese a que la reforma que incluía el uso de lenguas en la Cámara Alta fue aprobada el pasado 21 de julio con el consenso de todos los grupos a excepción del PP y Unión del Pueblo Navarro, algunos miembros del PSOE han mostrado ciertos recelos al nuevo sistema. 

José Bono prefiere no pronunciarse sobre la medida

El presidente del Congreso, José Bono, en un gesto que dejaba entrever ciertas discrepancias, ha eludido expresar su opinión al respecto. "Tengo una opinión, pero mejor que no me pronuncie sobre lo que hace una Cámara como es el Senado, que tiene todos mis respetos", ha dicho. 

Por su parte, el ex vicepresidente del Gobierno Alfonso Guerra ha sido claro: "Yo creo que necesario no es", porque "todo el mundo entiende castellano, eso es evidente; cualquier persona sensata lo sabe".

Más noticias de Política y Sociedad