Público
Público

Tiempo de negociar

La ejecutiva del PSOE dará hoy el pistoletazo para las distintas negociaciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aterrizará hoy directamente desde Doñana a la sede de Ferraz para reiniciar la actividad política tras las elecciones generales y poner en marcha las conversaciones cruzadas con distintos partidos.

La negociación más urgente tendrá por objeto formar las mesas del Congreso y del Senado, porque el 1 de abril deberán constituirse las nuevas Cortes. El presidente de la Cámara Baja será José Bono y el de la Cámara Alta Javier Rojo.

Se cumplirán así las normas no escritas de todas las legislaturas en el Congreso: los presidentes son del partido mayoritario y nadie pone nunca vetos a las propuestas. En la anterior legislatura el PP no votó a favor de Manuel Marín como presidente, pero sí facilitó su elección con su voto en blanco. A Luisa Fernanda Rudi sí le apoyó el PSOE.

Para la Mesa del Congreso, la vicepresidenta primera será Teresa Cunillera y la vicepresidencia segunda le corresponderá al PP, además de tres puestos más. Al PNV le corresponderá una secretaría y CiU podría tener otra.

La otra negociación en paralelo será la de IU, ERC y BNG para que puedan constituir grupo parlamentario o, al menos, que puedan agrupar sus diputados en el Grupo Mixto para tener un trato diferenciado. El precedente más parecido es el de IU en 1986, que se le permitió formar una agrupación de diputados dentro del mixto, pero la coalición tenía entonces cinco diputados. Ahora habría que forzar el Reglamento, teniendo en cuenta que afecta a cuatro partidos y que sólo Nafarroa Bai y UPD tienen un solo diputado.

La decisión, en todo caso, deberá tomarla la Mesa y la Junta de Portavoces y debe hacerse a través de una resolución de la Presidencia de la Cámara.

INVESTIDURA

Es la negociación fundamental y tiene como objetivo asegurar la mayoría suficiente para que Zapatero sea reelegido presidente en primera vuelta el día 8 de abril. Para eso necesita 176 diputados. Tiene casi seguro los dos del BNG y negociará con PNV, CiU, ERC e Izquierda unida.

De la Ejecutiva del PSOE  de hoy saldrá el impulso para que José Blanco negocie ese acuerdo, que podría tener continuidad en un pacto más estable para el resto de la legislatura.

RENOVACIÓN DE ÓRGANOS CONSTITUCIONALES

Una vez constituido el Gobierno es urgente abordar la renovación del Consejo General del Poder Judicial, que lleva dos años y medio en funciones y, en la práctica, bloqueado. Se requiere acuerdo entre los dos grandes partidos para su elección en el Congreso.

El Senado tiene que renovar dos miembros del Tribunal Constitucional, que requiere recabar propuestas a los parlamentos autonómicos.

FINANCIACIÓN AUTONÓMICA

En el último Comité Federal del PSOE, Zapatero dijo que éste será, probablemente, el asunto más difícil e importante de la legislatura.

Requiere un acuerdo entre partidos, entre gobiernos autonómicos y en el seno de los partidos que, en cada territorio, tienen intereses distintos.

De hecho, el proceso de aprobación combina la multilateralidad del Consejo de Política Fiscal y Financiera en el que están todas las comunidades y deben aprobar el modelo, la mayoría del Congreso y el Senado que debe modificar con mayoría absoluta la Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas (LOFCA) y, por último, debe pasar por las diferentes comisiones mixtas entre el Estado y cada comunidad.

En esta ocasión, además, deben cumplirse las exigencias de los nuevos estatutos sobre financiación autonómica.  

OTROS ACUERDOS

Cuando sea investido presidente del Gobierno, Zapatero tiene previsto recibir a Mariano Rajoy para, entre otras cosas, intentar un consenso para sacar la lucha antiterrorista del debate político. No contempla hacerlo sobre un texto concreto de nuevo pacto antiterrorista, sobre todo, para poder integrar al resto de partidos que son reacios a un acuerdo de este tipo.

También prevé una nueva ronda con presientes autonómicos, incluido Juan José Ibarretxe al que le expresará la imposibilidad de llegar a un acuerdo sobre su consulta popular.