Público
Público

"Si la niña viene con una medialuna en el cuello, puede entrar en clase"

El director del instituto Félix Rodríguez de la Fuente niega motivos religiosos para expulsar a una niña con hiyab

PABLO MACHUCA

El instituto Félix Rodríguez de la Fuente de Burgos niega tener motivaciones religiosas para expulsar a una niña de 12 años que pretendía entrar a clase con un hiyab en la cabeza. 'No entramos en temas religiosos para nada, como si se tapa con una pamela', ha asegurado el director del centro a Público.es. 'Si viene con una medialuna en el cuello, puede entrar', añade.

'Salvo por motivos médicos, donde hay techo, no se pueden cubrir la cabeza'

'En el reglamento pone que, salvo prescripción médica, donde hay techo, los alumnos han de tener la cabeza descubierta', alega el responsable del instituto. 'En este país, de toda la santa vida ha existido la norma de que, donde hay techo, no se puede cubrir la cabeza', insiste. 

Sin embargo, la familia de la menor, que ha recurrido la expulsión, considera que se vulnera 'su identidad, integridad y dignidad personales'. La decisión de la expulsión está ahora en manos de la Dirección Provincial de Educación, encargada de estudiar el recurso de alzada presentado por el abogado de la niña. En el escrito, el letrado considera que se atenta contra la Ley de Libertad Religiosa recogida en la Constitución, en cuyo artículo segundo se recoge el derecho de toda persona a 'manifestar libremente sus propias creencias religiosas'.

'De toda la santa vida ha existido esta norma'

Para el director, esto son 'palabrerías de victimismo' por parte del abogado y cree que la familia 'ha montado una tormenta de un vaso de agua'. Además, insiste en que el centro advirtió al padre de que la niña no podría entrar en clase si se presentaba con el pañuelo en la cabeza. El centro niega que se amenazara a la niña y que no se recibiera al letrado. También afirman que no existen símbolos religiosos en sus aulas. 

El responsable del centro asegura que la menor sigue acudiendo 'todos los días' al instituto pero que no entra en clase. Aún así, explica, sigue recibiendo trabajos por parte de los profesores y realizando sus exámenes, aunque se le mantiene el expediente disciplinario.

Más noticias