Estás leyendo: No a las armas eléctricas

Público
Público

No a las armas eléctricas

Amnistía Internacional pide al Gobierno canario que no las utilice en las islas

Paz Bernal

La secretaria general de Amnistía Internacional (AI), Irene Khan, pidió ayer al presidente de Canarias, Paulino Rivero, la apertura de una oficina de asistencia para que los menores inmigrantes no acompañados puedan denunciar aquellas situaciones que perjudiquen sus derechos. Khan también solicitó, y consiguió, la retirada de las armas eléctricas que utilizan algunas policías locales del archipiélago y una mayor implicación para luchar contra el problema “invisible” del racismo.

La máxima representante de Amnistía Internacional ha iniciado en Tenerife un viaje de tres días a España. Ayer participó en un homenaje a los inmigrantes enterrados sin nombre en Canarias, se entrevistó con el presidente autonómico y realizó una visita a un centro de menores.

La precariedad de los menores

“Hemos expresado nuestra enorme preocupación por el fenómeno inmigratorio”, explicó después Virginia Álvarez, responsable de Política Interior y de Derechos Humanos de AI, “sobre todo en el caso de los menores no acompañados, que son responsabilidad de la Comunidad, para pedirle al presidente Rivero que mejore sus condiciones de acogida, en una política de interacción con el Gobierno de España”.

Álvarez explicó que “en el caso de algunas denuncias de malos tratos que nos han llegado sobre estos menores, hemos pedido al señor Rivero que abra una oficina de denuncias con las suficientes garantías para que estos menores acudan a ella y puedan dar a conocer su situación de precariedad casi absoluta”.

“Armas de electrochoque”

La responsable de AI recordó que otro de los problemas planteados fue la utilización, por parte de algunos agentes locales en las Islas, de “armas de electrochoque”. “Hemos salido muy satisfechos con el compromiso del Gobierno de que la nueva Policía Autonómica que se va a crear no las utilizará y que evitarán que lo hagan los otros cuerpos de seguridad”.

Amnistía también solicitó al Ejecutivo canario que “luche contra el problema invisible del racismo y la xenofobia, no porque en Canarias esté más presente que en otras comunidades españolas, sino porque nosotros creemos que no se le está dando la importancia y la dimensión que realmente tiene y eso debe cambiar”, aseguró su portavoz.

Más noticias de Política y Sociedad