Público
Público

"No consiento que me den lecciones de solidaridad"

El alcalde de Higuera de Calatrava reduce su nómina a la mitad y destina el resto a un fondo de nueva creación para ayudar familias necesitadas.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

José Jiménez es el alcalde socialista de la localidad jaenesa de Higuera de Calatrava. El pasado jueves decidió reducir su salario a la mitad, en solidaridad con las familias más necesitadas del municipio. José cobraba 1.000 euros y a partir de este mes pasará a ingresar 500 por sus funciones como alcalde sin que esto afecte, asegura, al grado de dedicación o sus horas de trabajo. José también es agricultor y defiende que ambas actividades son perfectamente compatibles.

Higuera de Calatrava es un pequeño pueblo de 670 habitantes en el que el anterior alcalde recibía una nómina de 1.500 euros y el segundo concejal de 400. Tras su toma de posesión en junio de 2011, José limitó esta cantidad a los 1.000 euros y se convirtió en el único miembro del Ayuntamiento en cobrar por sus funciones en la Casa Consistorial. Ahora ha vuelto a reducir esta cantidad a la mitad para un fondo de nueva creación destinado a ayudar las familias más necesitadas de la localidad.

José insiste en señalar que la creación de este fondo nació de una moción del PP durante el pleno del pasado mayo. 'Venían a sacar cacho políticamente, pero no pensaron que votaríamos a favor'. Este alcalde asegura no entender cómo 'no predican con el ejemplo otros alcaldes como el de Jaén', quien hasta 2011 cobraba un doble sueldo como alcalde y parlamentario. 'Yo he nacido en una familia humilde y voy a ayudar a las personas que lo necesiten, lo que no consiento es que me vengan a dar lecciones de solidaridad'.

Este alcalde asegura que la medida ha sido bien acogida entre la gente del pueblo, 'un pueblo donde todos sus habitantes son muy solidarios'. José explica que la economía local depende en un 95% de la agricultura, por lo que 'la climatología, determina buenas cosechas o sequías con las que los ingresos se reducen drásticamente', por eso este tipo de medidas son muy bien recibidas. José se siente satisfecho de las actividades que el ayuntamiento organiza para sus habitantes: 'Somos un pueblo pequeño, pero no estamos muertos', se enorgullece el primer edil, que fomenta para su localidad desde encuentros de género e igualdad a búsqueda activa de empleo en redes sociales. 

Más noticias en Política y Sociedad