Público
Público

Las ONG atacan al Gobierno por "seguir con su plan pronuclear"

Los ecologistas convocan una gran manifestación en Madrid para pedir el apagón de los reactores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los principales grupos ecologistas cargaron ayer en tromba contra el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero por no replantearse su política nuclear pese a la psicosis atómica que vive Japón. Una decena de ONG, como Greenpeace, Ecologistas en Acción y Amigos de la Tierra, ha convocado a los ciudadanos a una gran manifestación mañana a las 19.30 en Madrid bajo el lema 'Nucleares ni aquí ni en Japón. Garoña cierre ya'.

El portavoz de Greenpeace, Carlos Bravo, tachó al Gobierno socialista de 'irresponsable' por negarse a cambiar su decisión sobre las centrales de Garoña, prorrogada hasta 2013, y Cofrentes, a la que Industria concederá previsiblemente una autorización para funcionar diez años más, hasta 2021, como ha recomendado el Consejo de Seguridad Nuclear. En el PSOE, incluso los más antinucleares, como el responsable de Medio Ambiente, Hugo Morán, se niegan a abrir ahora un debate. 'La inmediatez de los hechos dificulta el debate sosegado sobre la pertinencia o no de contar con la energía nuclear como una alternativa de futuro', aseguró el lunes.

'El Gobierno quiere imponer a la sociedad cuándo puede haber debate y cuándo no', critica Bravo, cuya organización exige que Zapatero siga los pasos de la canciller Angela Merkel y tome una decisión ya para 'revisar las centrales españolas'. Para el portavoz de Greenpeace, 'no es lógico que el Gobierno ignore lo que dice la UE y Alemania y siga con su plan pronuclear'. La principal ONG ecologista de España, con más de 100.000 socios, propone desconectar la última central en 2018 y sustituir los reactores por fuentes de energía renovable, como la eólica y la solar. 'El Gobierno, a través de Industria, torpedea a las renovables y apuesta por las energías sucias', opina Bravo.

Uno de los responsables de la campaña antinuclear de Ecologistas en Acción, Javier González, fue todavía más duro y acusó a Zapatero de 'hacer lo que le dictan las eléctricas'. Su organización aseguró ayer que 'nadie puede defender en serio que Garoña, que está en peores condiciones que estaba Fukushima I, pueda seguir funcionando varios años más'. Según un comunicado emitido ayer por la ONG, si el reactor burgalés sufriera un accidente similar al registrado en Japón, el material radiactivo llegaría hasta Zaragoza, dejando un rastro de contaminación en zonas pobladas como Vitoria y Logroño.

El impulsor de un movimiento político verde a través de la Fundación Equo, Juan López de Uralde, también arremetió contra el Gobierno y el PP por 'dar la espalda a un debate que ellos mismos querían reabrir hasta que ha llegado el desastre de Japón'. A su juicio, el Ejecutivo, con el ministro de Industria, Miguel Sebastián, a la cabeza, quería reabrir el debate 'para apoyar el renacimiento nuclear' pero se ha topado con un accidente que 'ha puesto en solfa el mantra de que las centrales son seguras'. Equo pide el cierre inmediato de Garoña y Cofrentes.

Más noticias en Política y Sociedad