Público
Público

La ONG oculta de Urdangarin pagó a la fundación que desvió fondos

Hacienda revela que Areté, creada en 2006 pero desconocida hasta ahora, le abonó 30.000 euros

Publicidad
Media: 4
Votos: 1

La ONG Areté, creada por Iñaki Urdangarin y su socio Diego Torres en mayo de 2006 pero cuya existencia había quedado oculta hasta ahora, hizo un pago en 2008 a otra fundación ligada a la trama Nóos y cuyos movimientos analizan con lupa los inves-tigadores del caso: Fundación DCIS, siglas de Deporte, Cultura e Integración Social, propietaria de De Goes Center Stakeholder Management SL. Esa es la empresa a la que se atribuye el desvío a un paraíso fiscal de fondos previo paso por Reino Unido, a donde envió 50.000 euros en 2007 al tiempo que el Instituto Nóos transfería 420.000.

La existencia del pago de Areté a DCIS, de 30.030 euros, añade leña al fuego de la sospecha sobre la permanencia del yerno del rey en la trama después de que formalmente abandonase la presidencia del Instituto Nóos en junio de 2006 y rompiera también oficialmente su relación mercantil con Diego Torres en Nóos Consultoría Estratégica SL.

La ONG no se disolvió, como dice la Casa del Rey, ya que el pago se hizo en 2008

El pasado lunes, la Casa Real confirmó la pertenencia del yerno del rey a Fundación Areté en calidad de cofundador junto con Diego Torres. Pero la institución aseguró que esa ONG, dedicada a la integración social y el patrocinio, apenas tuvo actividad y se disolvió pocos meses después de que, el 30 de mayo de 2006, quedase inscrita en un Registro de Fundaciones estatal.

El pago de Fundación Areté a DCIS, efectuado en 2008, pone en solfa la tesis de la disolución efectiva de esta ONG. Con ella, Urdangarin intentó seguir operando en el mundo del altruismo lucrativo después de que el equipo del rey le ordenase abandonar la asociación del Instituto Nóos. Cursada después de que los socialistas preguntaran en el Parlament balear por el convenio en virtud del cual el Govern de Jaume Matas pagó 2,3 millones al Instituto Nóos, esa orden no fue la única.

Previa recomendación del asesor legal externo del rey, José Manuel Romero, el duque fue igualmente conminado desde Zarzuela a buscar trabajo asalariado fuera de Espa-ña. Y se le prohibió formar una fundación, aunque, enrealidad, ya la había creado.

La entidad que cobró posee la empresa investigada por evasión de capital

Urdangarin constituyó Fundación Areté con el apoyo técnico y legal del mismo bufete que, un año más tarde, puso en marcha Fundación DCIS, inscrita el 14 de febrero de 2007 y a cuyo patronato no pertenecía el marido de Cristina de Borbón, aunque ofreció en su nombre servicios a la candidatura olímpica de Madrid. Lanzada en mayo de 2007, la oferta tuvo éxito: DCIS cobró 144.000 euros del Ayuntamiento madrileño. Varios meses más tarde, Urdangarin presentó ante la Organización de Estados Americanos (OEA) la Fundación DCIS.

Que Areté abonó 30.030 euros a DCIS queda corroborado por el Modelo 347, la declaración de ventas (cobros) y compras (pagos) que cada empresa presenta al fisco cada año y que ha servido de base para la elaboración del informe de Hacienda de cuyo contenido viene dando cuenta este diario. Según el informe, DCIS declaró ese cobro pero Areté no detalló el pago.

Ese mismo informe ratifica que, en 2009, Iñaki Urdangarin continuaba figurando como autorizado en una cuenta bancaria de Fundación Areté en la que también gozaban de firma Diego Torresy Miguel Tejeiro, uno de sus cuñados. Hermano de la esposa de Torres, Miguel Tejeiro actuaba como asesor fiscal del grupo.

Como en los últimos diez días, este periódico intentó ayer, sin éxito, recabar la versión de Urdangarin a través de su abogado y portavoz.

Algunas fuentes relacionadas con el caso, pero no con la investigación y que pidieron expresamente no ser identificadas, aseguran que el yerno del rey permaneció como patrono de Areté hasta abril de 2007. Y que la entidad emprendió un mes más tarde su proceso de extinción. Público no ha podido verificar esos datos ni averiguar a qué otra ONG traspasó Aretésu capital fundacional.

Más noticias en Política y Sociedad