Público
Público

La oposición celebra la previsible salida de Dívar del CGPJ

El PSOE lamenta que su marcha no se haya producido este sábado. Llamazares espera que no haya "ninguna sorpresa de última hora"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno 'respeta' las decisiones que tomen los jueces sobre el futuro del presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Por eso la ministra de Fomento, Ana Pastor, no ha querido hacer más comentarios sobre la dimisión de Carlos Dívar, que previsiblemente se producirá el jueves tras el escándalo por sus viajes a Marbella, presuntamente pagados con dinero público.

'En un país como el nuestro donde hay división de poderes, lo que hacemos en este caso y en todos los casos es respetar lo que dicen los jueces. Poco más tiene que decir el Gobierno de España', ha zanjado después de que los componentes del CGPJ le hayan retirado su confianza a Dívar, quien ya aseguró que no se siente culpable, aunque hoy ha reconocido el daño causado a la institución que dirige.

Tampoco el portavoz del PP en la Comisión de Justicia del Congreso, José Miguel Castillo Calvín, ha profundizado en las declaraciones del presidente del CGPJ, que esta mañana ha anunciado que la próxima semana tomará una decisión contundente, en el pleno extraordinario que ya había sido convocado por él para tratar la situación que atraviesa el organismo, informa EP. Recomendando prudencia, Castillo Calvín ha apostado por esperar a conocer cuál es la decisión final de Dívar.

El PSOE, que sí da por hecho la dimisión, pese a que no se haya anunciado expresamente, ha lamentado que no lo haya hecho esta mañana, según el secretario socialista de Relaciones Institucionales y Política Autonómica, Antonio Hernando.

'Cada día que permanece al frente del CGPJ y del Tribunal Supremo es un día más de descrédito para la institución y para el conjunto de la Justicia', ha dicho Hernando, que en nombre del partido ha valorado la decisión, sobre todo 'por el deterioro institucional que se está produciendo en ambas instituciones'.

Por su parte, el diputado de IU y portavoz de su grupo en la Comisión de Justicia del Congreso, Gaspar Llamazares, espera que el 'oscuro episodio protagonizado por quien ha tratado de confundir sin pudor lo público y lo privado' no termine con 'ninguna sorpresa de última hora y que se pase página lo más rápido posible'. Llamazares ha lamentado que 'se haya alargado tanto tiempo y con tanta intensidad una agonía que no se merecen ni la institución que tan mal ha representado Dívar, ni el conjunto de la carrera judicial'.

También las asociaciones de jueces y magistrados han salido al paso de las palabras de Dívar. La pérdida de confianza de la mayoría de los vocales es la razón que según el portavoz de Jueces para la Democracia, Joaquim Bosch, tendría que haber forzado la dimisión este mismo jueves. En la misma línea que Izquierda Unida, sostiene que 'hay motivos suficientes' para que Dívar cesara en el cargo, por unas actuaciones que parecen 'una confusión de actos en el ámbito privado que han sido financiados con fondos públicos'.

El portavoz de Francisco de Vitoria (AFV), José Luis González Armengol, benevola con el protagonista del escándalo, cree que aunque la salida voluntaria del presidente del CGPJ tenía que haberse producido antes, es 'la mejor solución, tanto a nivel personal (para Dívar) para evitar el sufrimiento que está padeciendo, como en el ámbito institucional'.

Para  el presidente de la Asociación Profesional de la Magistratura, Pablo Llarena, tanto la dimisión como la permanencia en el cargo del presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Dívar, son 'malas salidas' porque ambas generan una pérdida de credibilidad en las instituciones. Considera que la cuestión de los 'gastos abusivos' debería haberse corregido a nivel interno, en lugar de abordarla comprometiendo a la Fiscalía y al Tribunal Supremo y generando 'una efervescencia' en la opinión pública.