Público
Público

El paro encabezó en enero la lista de preocupaciones

El sondeo del CIS subraya el desasosiego por la economía

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El paro y los problemas de índole económica fueron en enero las dos principales preocupaciones de los españoles, según el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) correspondiente a ese mes, que sitúa el terrorismo en el tercer lugar de la tabla. En diciembre, mes que arrancó con el asesinato de dos guardias civiles en Capbreton a manos de ETA, el terrorismo encabezó la nómina de preocupaciones. El sondeo del CIS se realizó entre los días 14 y 21 de enero sobre una muestra de 2.477 entrevistas.

En enero, que se cerró con 132.378 parados más que los registrados en diciembre, el paro constituyó la máxima preocupación para el 43,8% de los españoles, seguido de los problemas de carácter económico (39,2%), el terrorismo (35,1%), la vivienda (29,1%) y la inmigración (23,75). Mientras que respecto a la oleada de diciembre, no sólo sube en enero la percepción del paro como el asunto más preocupante –entonces lo citaba en primer puesto el 38,6%)– la relativa a la inmigración descendió tres puntos: 23,7% frente al 26,9% del sondeo precedente.

Por franjas ideológicas, la crisis económica preocupa a los votantes del PP (48,5%) en un porcentaje muy superior a la media. Lo mismo ocurre con el terrorismo, citado como el primer problema por el 42,4% de ese segmento de población, y con la inmigración (27,8%). 

Para los electores socialistas, el paro está muy por delante (47,4%) del concepto “problemas de índole económica”, que sólo un 36,5%, casi tres puntos menos que la media, cita aquí como el principal problema del país. En la pregunta sobre el problema que más afecta al entrevistado, cuatro de cada diez (40,5%) responde “los problemas de índole económicos”. Ese porcentaje supera en cuatro puntos al de diciembre (36%). Y quienes definen la situación económica como mala o muy mala  representan el 40,3%, de nuevo cuatro puntos por encima que el último sondeo de 2007.Como en oleadas anteriores, los votantes de ERC y CiU exhiben el mayor grado de inquietud por la inmigración: el 33,3% de los de Esquerra la cita como el principal problema, y lo mismo pasa con el 29,3% de los entrevistados afines a CiU. Paralelamente, los votantes de ambas formaciones figuran como los menos preocupados por el terrorismo, mencionado como problema prioritario por el 14,6% de los onvergentes y por el 12,1% de los independentistas.

La derecha confía menos   

El estudio aborda también una cuestión clave como es  la confianza ciudadana en las instituciones políticas. Y el resultado, similar al de oleadas hechas en los tres últimos años, es desolador: el 70,6% se declara  convencido de que “esté quien esté en el poder, siempre busca sus intereses personales”.  El análisis por franjas ideológicas presenta a los electores de centroderecha y derecha como los peor pensados: el 87,8% de los votantes de CiU coincide en que priman los intereses personales, e idéntica opinión suscribe el 72% de los simpatizantes del PP y el 73,7% de los del PNV.  En el polo opuesto, los del PSOE y ERC, que aportan los porcentajes más bajos de respaldo a tal afirmación: 65,7% y 66,7%, respectivamente.

El sondeo del CIS confirma que, muy por encima de los restantes electores, son los del PP los más implicados en el asociacionismo religioso. Del total de entrevistados, el 8,1% de los que dicen haber votado al PP en 2004 se declara miembro de “una parroquia u otro tipo de organización o asociación religiosa”. Ese porcentaje dobla al de la media nacional (4,3%) y casi cuadruplica al registrado en el segmento de votantes de IU (2,3%) y el PSOE (2,7%). Detrás del PP llega la sorpresa: porque en asociacionismo religioso le siguen los votantes de Esquerra Republicana (6,15).
En contrapartida, son los votantes del PP los menos comprometidos con organizaciones de apoyo social o derechos humanos. Frente al 4,1% de media que dice pertenecer a alguna, el índice baja hasta el 2,4% en el caso de los electores del PP.