Público
Público
Únete a nosotros

Pío García-Escudero: Ascenso natural

Tras dos legislaturas como portavoz en el Senado, alcanza la presidencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Rajoy siempre presume de ser previsible. No se puede decir de todos los nombramientos de ayer. Pero sí del de Pío García-Escudero (Madrid, 1952) como presidente del Senado. Todas las quinielas le daban ganador. Y, a tenor de sus gestos, el propio protagonista también se tenía por vencedor.

Como si no hubiera ocurrido nada extraordinario en el interior de la Junta Directiva Nacional, como si ya tuviese interiorizado su nuevo papel, García -Escudero evitó salir por la puerta principal de la sede del PP, donde la prensa aguardaba para conocer la reacción de los agraciados con el primer lote de reparto de poder de Mariano Rajoy. Optó por irse por el garaje.

La portavocía del PP en el Senado ha sido su Cámara desde 2004, cuando Mariano Rajoy le escogió como portavoz. Y en ese puesto ha pasado las dos últimas legislaturas. Sus compañeros interpretan su nombramiento como un premio por su fidelidad a Rajoy. La relación entre ambos es muy buena.

Antes de ser nombrado por Rajoy portavoz del Grupo Parlamentario Popular en el Senado, la vida política de este arquitecto se circunscribía a Madrid. Fue presidente del partido que hoy lidera Esperanza Aguirre, también diputado regional y llegó a ocupar la concejalía de Urbanismo, Vivienda e Infraestructuras del Ayuntamiento.

Es un apasionado de los toros. De hecho, en plena campaña hizo unas declaraciones en las que aseguraba que si el PP ganaba las elecciones, las corridas regresarían a la parrilla de TVE.

Más noticias en Política y Sociedad