Público
Público

El PNV irá "hasta el final" con Ibarretxe

Urkullu pide a Zapatero que no piense en las elecciones vascas y valore la “propuesta sincera”

GUILLERMO MALAINA

En la víspera de la visita a Euskadi de José Luis Rodríguez Zapatero, el PNV escenificó un cierre de filas en torno a la propuesta del lehendakari durante una Asamblea Nacional en Bilbao. El líder jeltzale, Iñigo Urkullu, advirtió de que ni su partido, ni Juan José Ibarretxe están “mendigando un acuerdo”, y mostró su disposición a “llegar hasta el final” en un discurso que acabó con una gran ovación.

El PNV reunió en el Palacio Euskalduna de la capital vizcaína a alrededor de 600 alcaldes, cargos públicos y representantes de las juntas locales del partido para darles un mensaje claro sobre cuál es la postura ante el próximo encuentro entre Ibarretxe y Zapatero, el día 20, y definir el camino a seguir los meses venideros. En su discurso, Urkullu quiso dejar claro que el partido está con el lehendakari, tras la zozobra generada recientemente por cargos cualificados como el diputado general de Vizcaya, José Luis Bilbao, presente en el acto, dando por “caduco” el tripartito.

“Desde el PNV y el lehendakari estamos haciendo un ofrecimiento firme, sincero y que nace desde la responsabilidad”. Con estas palabras, Urkullu no sólo corroboró la comunión con Ibarretxe, sino que también hacía un llamamiento al presidente para que valore en su justa medida la propuesta, como el punto de partida para renovar el pacto de convivencia entre Euskadi y el Estado. “Se equivoca Zapatero si asesorado por el PSE y por su secretario general (Patxi López), piensa que este ofrecimiento nace de otras razones o necesidades (...) Que quede claro que no estamos haciendo esto en clave electoral”, reivindicó.

El presidente del PNV hizo esta aclaración ante la tentación que, a su juicio, pueda tener el partido socialista de rechazar la propuesta por sus expectativas para derrotar al PNV en las elecciones vascas. “Saben el PSOE y Patxi López que en un escenario de acuerdo el candidato socialista pierde protagonismo”, razonó.

Urkullu insistió así en que el horizonte de la propuesta de Ibarretxe va más allá de la cita con las urnas: “Repito, desde la responsabilidad, el PNV ofrece un acuerdo de futuro en una cuestión de Estado, de largo aliento y alcance, al menos para dar cobijo a la Euskadi de la próxima generación”.
Según su visión, el pacto debería garantizar la “recuperación” de la capacidad de la sociedad vasca para decidir su futuro y del “status jurídico-político de su nación”, esto es, un autogobierno “entendido desde la bilateralidad” de forma que “ningún gobierno español –tampoco las instituciones vascas– puedan o podamos de manera unilateral modificar o no cumplir lo acordado”. 

Más noticias de Política y Sociedad