Público
Público

El PNV rescató el "contrato" de su agenda de 2007

Urkullu lo presentó entonces acompañado de la consulta soberanista y como "Euskadi 2025"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ni es nuevo, ni elimina por sí solo la amenaza de Juan José Ibarretxe de convocar una consulta soberanista el próximo octubre. El 'nuevo contrato renovado' que propuso Iñigo Urkullu el pasado sábado había aparecido ya en otro discurso del presidente del PNV hace sólo tres meses. Existe, sin embargo, una diferencia clave: Entonces iba acompañado de una defensa cerrada de la consulta de Ibarretxe, ahora no.

El silencio que guardó el sábado Urkullu sobre la hoja de ruta no despeja las dudas sobre el futuro de la iniciativa, pero deja entrever un paso atrás. De las dos iniciativas que el líder nacionalista defendió el pasado año ya sólo queda una en su agenda política.

El propio político presentó a finales de año los mimbres con los que pretendía armar el futuro de Euskadi. Fue el proyecto que el PNV sometió a las urnas junto a la consulta y que los votantes le devolvieron sin abrir. Perdió 117.000 votos.

Urkullu, a pesar de todo, no se dio por vencido. Más que renovar su ideario lo limpia de lastres electorales. El pasado sábado se limitó a desvincular el proyecto de la hoja de ruta del lehendakari. A lo que hace tres meses llamaba 'Euskadi 2025', el sábado, frente a la Asamblea Nacional, lo bautizó como 'Euskadi 2020'. Gran parte del proyecto no es, por tanto, más que el remake de una propuesta previa a los comicios.

De la defensa a la indiferencia
Más claro parece el cambio de actitud si comparamos el silencio actual con las declaraciones de hace tres meses. 'Quien sea incapaz de ver en la Propuesta del Lehendakari, propuesta que vamos a defender, un compromiso de convivencia está negándose como demócrata efectivo', llegó a decir.

Lo que no consiguieron los partidos lo han logrado las urnas. Aún dentro de la ambigüedad todo parece indicar que Ibarretxe se ha quedado esta vez sólo en su lucha. En el PNV lo niegan. Fuentes del partido citadas por EP aseguraban que ambos proyectos, el contrato de Urkullu y el plan del lehendakari, son independientes y no interferirán el uno en el otro.

Una de cal y una de arena
Ayer, al presidente del PNV las primeras críticas le cayeron desde su propio tejado. Joseba Arregui, ex consejero vasco con el PNV, instó al partido a aclarar si enterrará la consulta y le acusó de dar 'una de cal y otra de arena'. Desde el PP vasco también criticaron la ambigüedad de Urkullu. Su portavoz, Leopoldo Barreda, aseguró que mantener la propuesta de Ibarretxe a la vez que se anuncian 'otros tiempos', obedece al desconcierto del PNV.