Público
Público

PNV y PSE creen que ETA ha buscado arruinar la reunión en la Moncloa

El partido socialista dice que el ataque de ayer es ‘un mensaje siniestro’ que le ‘no condicionará’

GUILLERMO MALAINA

El PNV y el PSE coincidieron ayer por una vez en sus apreciaciones ante la esperada reunión que mantendrán hoy en la Moncloa José Luis Rodríguez Zapatero y Juan José Ibarretxe. Más allá de las grandes divergencias sobre la “propuesta abierta” del lehendakari, los partidos nacionalista y socialista interpretaron el atentado contra el Real Club Marítimo del Abra, en Getxo (Vizcaya), como un intento de ETA de condicionar el encuentro entre ambos mandatarios.


El PNV y el PSE creen que no es casual que ETA vuelva a reaparecer apenas 35 horas antes de la cita en la Moncloa y tan sólo cinco días después de reventar con otra furgoneta bomba la casa cuartel de la Guardia Civil en Legutiano y acabar con la vida del agente Juan Manuel Piñuel.


Aviso en el último comunicado


La organización terrorista teme un posible acercamiento entre nacionalistas y socialistas en la coyuntura actual, especialmente después de que los dos partidos acordasen liderar la presentación de mociones éticas para desbancar a ANV de los ayuntamientos donde gobierna en minoría. La propia banda se encargó de dejar claro en su último comunicado, el pasado 9 de mayo, que no ve con buenos ojos la relación actual entre el PNV y el PSOE. Porque, según su percepción, la última “serie de movimientos” de ambos partidos “hacen vislumbrar un intento de imponer un nuevo pacto autonómico”.


Así, a raíz del atentado de ayer, dirigentes del PNV y del PSE reaccionaron al unísono para asegurar la nula capacidad de ETA para interferir en el encuentro de hoy entre Ibarretxe y Zapatero.


El portavoz nacionalista en el Congreso, Iñaki Erkoreka, dijo que “la estrategia de ETA es tratar de hacer todo lo necesario para que nada cambie en este país, para que sigamos otros 30 años más hablando de ETA y que releguemos nuestros planteamientos de solución y de desarrollo político a cuando ETA quiera, decida o se vea obligada a hacerlo”.


Erkoreka leyó un comunicado de repulsa ante este último ataque, en el que el PNV reivindica además que “el objetivo principal de los partidos políticos debe ser sacar a ETA de nuestras vidas”. “-El Partido Nacionalista Vasco- va a hacer todo lo posible para que ETA deje de seguir mediatizando nuestro futuro”, agregó.


En el mismo lugar del atentado, el diputado general de Vizcaya, José Luis Bilbao, que hace unas semanas dijo que el Gobierno vasco estaba “caduco”, aseguró que los terroristas “por muchas bombas que pongan no van a lograr marcar la agenda política de este país”.


El secretario general del PSE-EE de Vizcaya, José Antonio Pastor, también se desplazó hasta el club marítimo para condenar el atentado, calificarlo de “mensaje siniestro” previo a la reunión entre Ibarretxe y Zapatero, y advertir a la organización terrorista de que “no condicionará” la actitud del PSOE “o del Gobierno de España”. “Si ETA pretende condicionar la actitud de los socialistas o la actitud del Gobierno de España, hay que decirle que se equivoca de medio a medio, que seguiremos insistiendo en la única solución, que es la unidad de todos los partidos democráticos para luchar contra ETA”.

Más noticias de Política y Sociedad