Público
Público

Acoso escolar La Policía arresta a 15 menores por acoso a dos hermanos en un barrio de Madrid

Los detenidos grababan con sus móviles y difundían en diversas redes sociales las humillaciones y vejaciones a las que sometían a ambos hermanos.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Los agresores fueron dispuestos a disposición de la Fiscalía de Menores por acoso escolar - Andrea Comas / Reuters

La Policía Nacional ha arrestado a una quincena de menores por hacer bullying a dos hermanos estudiantes de un instituto de Villaverde (Madrid), según ha informado El Mundo. Los detenidos, de 15 y 16 años, acosaban a las víctimas mientras les grababan. Luego publicaban y difundían estos vídeos en las redes sociales. 

Los agentes arrestaron a los adolescentes en diciembre del año pasado, cuando el padre de las dos víctimas, de 13 y 15 años, escuchó gritos en su casa. El alboroto provenía del portal de su domicilio, donde una veintena de menores estaban amenazando a los hermanos. Fue entonces cuando el padre avisó a la centralita del 091. 

Cuando llegó la Policía los dos hermanos admitieron que estaban siendo acosados por sus compañeros de instituto. Los padres corroboraron la versión de sus hijos y añadieron que ninguno asistía a clase desde hace un mes y medio por la situación que se veían obligados a soportar.

Los agentes trasladaron a 15 agresores al Grupo de Menores de Policía Judicial (GRUME). Después fueron puestos a disposición de la Fiscalía de Menores por bullying

Los primeros indicios recabados sobre este caso apuntan a que pese a que los sod hermanos dejaron de acudir a clase, las vejaciones no ocurrieron dentro de las instalaciones del centro escolar donde estudian. Además, sólo dos de los 15 detenidos iban al mismo instituto.

El padre y madre de las víctimas confesaron que, aunque estaban preocupados por la situación que sufrían sus hijos, no habían llegado a denunciar los hechos hasta ese día. 

Según han indicado a Europa Press fuentes de la Consejería de Educación, se ha abierto un expediente de información reservada para conocer las circunstancias que han rodeado estas supuestas vejaciones y humillaciones. Aparte, la Dirección del Instituto asegura desconocer estos acontecimientos y por tanto se había abierto el protocolo contra presunta acoso escolar.

Las mismas fuentes del instituto han detallado que las supuestas víctimas no acudían al centro escolar en el momento de los hechos porque uno de ellos había sido expulsado como medida disciplinaria y otro tenía una "larga trayectoria" de falta de asistencia a las clases, "todas" justificadas pertinentemente por la familia.

Estas pesquisas iniciales hacen indicar que podría no tratarse de un caso de acoso escolar, si bien será la investigación la que concluya ese aspecto y aún sigue abierta.

En ese sentido, el presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha afirmad ante los medios de comunicación que este caso, aunque debe ser la Policía la que lo investigue, "no tiene tanto que ver con el acoso escolar sino con el acoso generalizado de estos chicos que están siendo acosados en su domicilio". De hecho, el presidente madrileño ha recordado que la detención se produjo porque los padres llamaron. "La mayor parte de los acosadores no pertenecían al entorno escolar y en cualquier caso esperaremos tanto el informe reservado como la investigación policial", ha dicho el jefe del Ejecutivo autonómico.

Alumnos y profesores serán sancionados si no denuncian

El pasado martes se publicó el borrador del nuevo decreto para regular la convivencia en colegios públicos y concertados e institutos de la Comunidad de Madrid. En éste se expone que los profesores y alumnos de los centros educativos madrileños serán sancionados si no denuncian situaciones de acoso escolar.

Desde el Gobierno regional continúan "trabajando para seguir disminuyendo los casos de acoso escolar en los centros educativos". Según los últimos datos de los que disponen, en esta legislatura se han reducido un 38% los casos de acoso registrados en las aulas.

Cuando se detecta un caso en los centros educativos, el equipo directivo del colegio abre un protocolo de acoso escolar y da traslado a la Inspección Educativa, además de comunicar a la Consejería de Educación a través de la Dirección de Área Territorial. 

En esta línea han recordado que en 2016 se aprobó un plan de choque con muchas medidas concretas en las que se está trabajando, como la creación de una unidad especializada contra el acoso escolar que atiende a los centros, la puesta en marcha de un test online para los alumnos que mide el clima de convivencia y los posibles casos de acoso o una nueva Guía contra el Acoso escolar para los centros.

Más noticias en Política y Sociedad